poesía: LOS GRANDES POEMAS (The large poems, antología)

                    Índice: 

I. El hombre información, + AUDIO.        https://soundcloud.com/licenciapoetica/el-hombre-informacion

II....de noche en la ciudad, + AUDIO.       https://soundcloud.com/licenciapoetica/de-noche-en-la-ciudad

III. Al hilo de Ariadna, + AUDIO.   https://soundcloud.com/licenciapoetica/al-hilo-de-ariadna

IV. Salsa hoisin

V. Caperucita y el Lobo.

VI. Voy a acabar con mi pareja.

VII. Olvidarme de tus calzoncillos,  + VIDEO.     https://youtu.be/bwTnDM-JdKY


VIII.  Estar xorda.


IX. Ciudad negra.    https://soundcloud.com/licenciapoetica/ciudad-negra

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx 

 

I. El hombre información.

                                                                       https://soundcloud.com/licenciapoetica/el-hombre-informacion


El hombre información se levanta temprano,
a la misma hora que las noticias se producen,
con una sola mano maneja
y con su ojo fija una imagen parpadeada.
El hombre información
tiene familia,
Si la noticia
Tiene familia.
viaja cuando las noticias Viajan
conoce ampliamente
En el fragmento
ampliamente fragmentado,
como un niño que gatea
percibe el suelo centímetro a centímetro

Uno no puede sustraerse a la inocencia
de su percepción
El hombre información es minucioso
 en sus sentimientos,
La razón,Como un río de palabras y tinta
amarillea
mata si matan, roba si roban,
 Pronuncia discursos y planta árboles
a la velocidad del olvido.
desde el corazón de su credulidad.


Cuando se duerme se arruga un poco.
A veces, antes de acostarse en su cierto lecho,
arranca uno de sus miembros y lo tira a la basura.
rápidamente sus recuerdos
tejen su parte perdida.

Velozmente se rellena
De nueva información válida
Y esta certeza lo regenera.
Una sonrisa imborrable domina el cuadro.
Su forma es difusa,
El envoltorio de su regalo
Es grueso y está formado por
Capa sobre capa sobre capa.

Aquí un incendio tapado con una visita oficial, los conciertos programados los recubren,
una foto de superestructuras, debajo de los anuncios por palabras, los envuelven.
así, sucesivamente, nacen sus órganos.


El hombre información tiene
Nombre Propio, escrito en mayúsculas,
tiene título y logotipo,
tiene Fecha y lugar de nacimiento,
tiene precio,
pero no tiene
edad.

Está presente en el presente, hoy es hoy.
Las noticias son de ayeres cualesquieras,
pero los hoys son como olas,
tan reales que se pueden visitar con las manos;
hoyes táctiles, arrugables, alisados y de burbujeante
espuma de letras.



El hombre información está satisfecho
y yace pasivamente en un lecho de verdades imborrables.

Su pelo es largo,
confundido con la tierra,
suave y agradable al tacto,
indistinguible del arbol
que creció para darle forma.

El hombre información
piensa sin tapujos y dice con libertad
Porque su realidad Es palpable,
su conversación es fluida y no tan pragmática
 como pudiese suponerse.
Las ideas que le alimentan
 provienen de enciclopédicos saberes
depositados a su alrededor.
Aunque las noticias sean aleatorias, El orden mismo de su cabeza
Las obliga a componer
Su cuerpo y sus sueños.

Sus pies,
algo atrofiados,
se asientan sobre los
 Volúmenes cerrados,Aguardando y esperando
La carne que los habilitará
Y los convertirá en la música
Del baile de la sagrada  Imaginación.

El hombre información
Está debidamente sentado.
Confundido
Con la tierra y la madera.
No es distinguible
Es indistinguible de su material
De construcción. El material
Que lo rodea es animado.


Él asiente, escucha, toca y mira complacido.
Quizá se encuentre inmovil y seco,
pero su realidad no miente.

                             Vigo, 2010.




II. ...de noche en la ciudad.


I.

Que se oye?
es una burbuja.

Que aparece?
una figura
en claroscuro,
tras otro claroscuro,
tras una luz
frontal
que impide
mirar al de enfrente
sin hacerle apartarse.

Que ilumina
pues? Aún
una puesta
de sol abarca
el cielo cuando
miles de farolas
quieren la
noche llamar.

Resuenan
los ecos lejanos
de la fiesta
del contra
tiempo,
lleva encima
todo lo
que puedas
recordar.

Que olvidaste pues?
las llaves de tu
casa?
el mundo es tu
portal,
la calle tu patio
de juegos.

Con quien
viniste pues,
si no has llegado,
a quien has
encontrado
en esta ciudad,
que verdad decías
cuando has callado,
a quien maldecías,
acaso a un ser
amado?

Bien, cuando
caes descubres
tus rodillas
bailando,
respondiendo
al antro profundo
de la vida en
soledad.

Oh, cuanto has
viajado, no creas
que no vas a sorprenderte,
tus ojos aún saben
respirar, arriba y abajo,
pestañeos de
impaciencia,
silencios entre
cortados de emoción
miden la distancia
entre tú
y todo corazón.

Descarga
de tus músculos
el agotamiento,

frente a ti
un momento
cambiante,

relaja de tus
miembros
los silencios
de tu cabeza
pensante,

eres un extranjero
en tu mente
y te están
esperando.



II.

Cual era esa canción,
aterida de calles,
por la que caminaban
todos mis sentimientos,

era un oido abierto,
una llamada,
dirigida hacia la hora
que no da el reloj.

Hablaba de puertas
abiertas, cosas
que quedan fuera
desde adentro,
diferencias que no
lo parecían,

dientes detrás
del batiente de
una boca cerrada,
de una boca abierta,

sonidos agarrados
a su oportunidad,
que llegan a borbotones
desde la intención
de una opinión,
desde la situación
de un momento,

queriéndose
encontrar
y sabiendo
que esperan sólo
el clamor de una
casualidad,
es el caso
es el error
el que siempre
abre la puerta.

Es la canción de todos
los significados
luchando, es la
canción infinita
de la vida merodeando,
la discusión eterna
del ruido frente
al sonido del vacío,

del recuerdo contra
el olvido,

del destino
frente al hastío

y hoy se abren
las hojas
que nos dejan entrar,
porque nos quieren
contar
verdades
cojas.

Aquella canción
que pudo ser silbido
tiene letra
de tu puño,

aquella sensación
ingobernable se hizo
música, permítele
que hable.



III.

Siempre desde abajo
se observa el cielo
mejor,
siempre resuenan
mejor los pasos
en los caminos
no trillados,

ahora en la gravilla
miles de versos crepitan
cantando microscópicos
relatos sonoros,

es una alfombra
de notas locas
que juntas
vuelven ancho
cualquier resquicio
de razón.

Llámalo sueño,
pero ayer lo imaginaste
tan claramente
que te dolían las encías
del hambre.

Hoy que la mentira
existe decides
que entreverla
es una manera
de arte,

decides transformar
el barro pedregoso
en taza de café,
decides levantar
el meñique cada vez
que cruzas un semáforo.

Ahora que la mentira
existe puedes reirte
a carcajadas,

encendiste las luces
feas que iluminaban
lo mejor de ti,
porque lo lúdico
es a veces terrible
sombra,

cadáveres sombríos,
que nos asustan a todos,
vagan en cambio
solitarios,

nosotros, unidos en
santa fé, luchando
contra tristes faros
que nos avisan
del viaje, del fin del
viaje, del horror
a la llegada,
de la locura pagada
e inmóvil
de la razón pura.

Te salvará
la técnica
depurada
de la intuición,
criada en una
suave oscuridad,
en una caricia
robada,
del ruido sostenido
de tus pasos contándole
al suelo los ases
que lanzaste al vuelo
para engañar
a la partida,
a toda partida,
ases que fueran
las velas de naves
señuelo, que se
perderían sin más
mientras
caminabas
tú, tranquilamente
perdido
en el cálido ambiente
de tu cruda realidad,
caldo de cultivo
de una solemne humanidad.



IV.

Regálame, oh, Dios
de las paredes, tus
frutos , acaba
todos mis trabajos
a medias.

Esta es una plegaria
cenicero,
llena de colillas
y de humeante
humildad.

Reconozco ahora
las grandes palabras,
enamoradas
de los grandes
dibujos.

Te digo A con toda
la fuerza del
trazo milenario,
te digo Adios
todos los días.

Por dentro giro
con los brazos
estirados, las
piernas abiertas,
por dentro vuelo
sincero
y huyo de los
convencionalismos,
así te llamo,
en sintonía con
la carne.

Cada minúsculo
error grita al
cielo buscando
preguntas que le llevan
hasta las más
grandes respuestas,

cada lucecilla esconde
un universo en esta
ciudad absurda
y todas las puertas
están cerradas,

y, en medio de
la gran mediocridad,
el subconsciente colectivo
me colocó sin remedio
en la misma
posición en la
que me encuentro
ahora.

Los mismos sitios,
las mismas caras,
migraciones inverosímiles
hacia el lugar
común que frecuentamos,

a quien engañaremos?
a Dios?

Cuando
nos encontramos
saltan chispas bobas
y paren las madres
lobas, lloran los
clientes sedientos,
pelean los enamorados
y caen en el viento

que arremolina los
rizos de las calles
en melena,

todas esas flores
que la primavera arranca.

Tráfico de sentimientos,
hoy se encuentra en
las corrientes de aire
una nueva plegaria
solicitando,

su ingenuidad
deshace las
muecas en sonrisa,

es una imagen
cristalina tan
invisible que al cogerte
de la mano
te cose al suelo,

es un aroma
tan dulce que mil
horribles olores
lo acompañan,

es un contraste
tan sano
que convirtió
en montaña
la plana playa
de la sonrisa
del mar

para que tuvieses
que escalar cada
acera,

limpiarte los pies
en cada felpudo,

tocar cada piano,

decir con la boca
abierta todos los slogans,

no sólo pensar,
no sólo acumular
tras los dientes,
no sólo callar,
abrir la boca
y a ver
que sale
y si sale
y si sabe,
sabe a ti.


                Vigo,2010.




III. Al hilo de Ariadna.


I.

Sufrí una
llamada,
con el ring rang
de la taquicardia,
rodeada de mundos
comunes, busco
con los ojos
engañosos
la salida del
laberinto,

el sufrimiento
es tal que me
agacho y gateando
persigo al minotauro,

fdo. Ariadna.


II.

Como he perseguido
la gracia y no
me estoy riendo,
las alturas
bandean
a los vientos
contrarios interiores,

aquí no hay
un envase que me
asista, tampoco
encuentro el
manual de
instrucciones.


III.

A mis espaldas
rugen los animales
por su turno,
guardan religiosamente
la cola y esperan,

no me atrevo
yo hoy a
contestarles,
ni puedo
caminar hacia
ese destino
sin sentido
que llaman ahora,

te toca ahora.




IV.

Los relojes
biológicos
claman a
campanadas,

me confundo
en punto
y me quedo
a medias
en mi cuarto,

decido revolcarme
en bien de
mi humanidad,

pues si
algo quedó
claro
en mi cuerpo
de delicioso
lodo es lo
que a mal
hice, lo mal
que quise,
y la bondad
de las zonas
inconmensurables,
vivas, infinitas
y suaves,

misterioso e
inalterable,
el bien ruge
a mi espalda,
como el mar.
V.

Sigue,
palpita el
suelo enamorado
de mi peso,

horada, tu huella
dignifica,
arrasa y
conforma
camino,

el hecho explica,
la excusa es
agua para
la sed,

sed o no sed,
he aquí la explicación,
cuando la respuesta
es la pregunta
bien planteada,

si bien recorría
yo a gatas mi
camino, mi bien
volaba,
como azor,

distinguiendo
sus presas
a ojo rapaz.



VI.

De la sorpresa
no se calienta
la llama.


VII.

La luz del
fuego espera
a que el acumulado
calor quiera,

el punto de ignición
se llama, a
su manera,
solución

y la quimera
parece apagada,
porque se existe
brasa
la oportunidad
de aprender
es cualquiera.


VIII.

Derribo al
minotauro
por accidente
y salgo

pues la luz
es cuerda
y es asirla
el destino del
ojo, labor
de sobrevivir,

el punto
acechando en
su realidad,
hecha y deshecha,

afuera el sol,
ovillo de oraciones,
brillan en
sus hilos
todas las
esperanzas
bien guardadas,

salgo de la
oscuridad
bajo la orden
lírica,

explorar
mis fondos
en el sueño,

despertar
para descubrir
la maravilla.


IX.

A cientos
dije adioses,
como olas
que pude navegar,

como siento
mi lugar
y mi puerta
es puerto

que guarda
mi laberinto.


       Madrid, 2008.




VI. Salsa Hoisin.

I.

Alimentos dormidos y expectantes
compinches del sonido como gases
encendidos guardados, restos de bombonas
gastadas, definición de frasco el
resquicio del fondo, definición de lo hondo
e inalcanzable del espacio y despliegue
de ruina cotidiana en forma de
pactada y democrática forma,

dosis
que me mira, dormida y expectante,
compinche de mi ruido, como ases
de partidas perdidas, restos de corazones
gastados, definición de pasado el
bullicio de mi fondo, definición de lo blando
e inalcanzable del tiempo y despliegue
de vida cotidiana en forma
de inusitada y acrática forma,

cosas
que me miran dormidas y expectantes,
amorosas
como libros
armoniosos
y cerrados,
amados
en su concepto,
pero tanto,
que abrirlos
y leerlos
sería la más
depurada
forma de traición
al todavía.



II.

Se sorprendía
de que la epistemiología
naciese en mesas
donde el papel de fumar
es infinito,

una olla de marihuana
sin probar
es la sustancia,
el cogollo perdido,
que me recuerda
a los que un día
fueron mi marido,

me hace reflexionar
hondamente sobre la
sabiduría del accidente
y no me voy
a meter esa puntita
de espid

es más bien la
pregunta
“donde
se tira la
ceniza
en una casa
sin ceniceros”,
sino al aire,

cuando
los nuevos
detalles
a los que hay
que acostumbrarse
aprietan en lo
justo
y no dejan
espacio para
las antiguas
costumbres,

así termina
el verso y comienza
la vivencia, cuando
estás escribiendo
y teniendo a la vez
las ganas de cagar,

así descubro
el lenguaje
como
tesoro pesado
de
palabras perlas
gigantescas,

que el poema
es el baile
en los pasos,
la libertad
de tardar
y contener
a la necesidad.



III.

Todavía
queda la 3ª opción,

la no regalada
despues de la obvia
están desechadas,

todavía queda
la íntima
opinión a la que
hacer frente,

justifica la experiencia
y la paciencia
la sabiduría.


                       Barcelona, 2008.





V. Caperucita y el lobo.


Despedida de
Lo negativo en forma
Autodestructiva y
Saciante.

Las parejas quedan para
cenar, en la mesa solo
Se escuchan frases, las
Mujeres callan o
Alzan la voz para defenderse
La conversacion es absurda

Todas miran hacia su pareja
Y comprenden que con gusto
Tergiversarían la escena.

Huyen hacia la cocina para
Hablar de partos. Los más
Disimulados alcanzan el
Gineceo y se abrazan a la
Conversación confesión.

Las guarradas estan a la orden
De la orden

Descubres que caminando
Agachada no pierdes
El equilibrio
Vuelas agarrada a la
Piedra deslizandote
Por el acantilado

En la cocina risas
Y lagrimas
Y paciente tranquilidad

Obsesiones, agua, fuego,
Desahogo. En la cocina
Manos y abrazos
Movimiento espacial
De los cuerpos
Que se interrelacionan

Volvemos al salon

Rigidos de exhultantes
Carcajadas, una
Niña expresa su parecer
En voz alta

Silencio que le reconviene
Guarda tu alma
Protege tu intimidad
Huye hacia la cocina

No descubras que
La carnaza posee
Dientes y despedaza

Es la ilusión de la inocencia
Lo que viste al lobo de
Bestia y lo mantiene
En el bosque de la soledad

No alardees de
Conciencia ni de claridad
De agua mansa

Finge caperucita
Que tienes miedo
O seras perseguida
Hasta el remanso de paz
O veras tu hogar
Invadido.

Caperucita
Vaga por los senderos
Religiosamente cuenta
Sus sueños a cada
Paso, olisquea y
Canturrea y es hija
De la obviedad

Caperucita
Abraza al lobo
Y le cuenta que al
Final del paseo
Hay un fuego y
Comida y alegres
Canciones, e invita
Al lobo a conocer
La guarida
Mas dulce.

El lobo se sabe
Rancio y despreciable
Sabe que no cantará
No reirá, no
Comentará la receta
Del bizcocho

Desea la aventura
De la emocion, busca
La nota estridente de
La canción y exige
El miedo de la criatura

Pero caperucita le trata
Como a un par
Es mas loba que el
Le quiere como amigo
Le dice –Lobo
Enseñame los senderos
Gloriosos, los rincones
De paraje, el delicioso
Lugar, corramos
Quiero reir a carcajadas
Pues soy un ser
Humano y mi cuerpo
Es fuerte e invencible.

El lobo duda, no
Quiere entrar en la conversación
Huye de la cocina
El salon es su territorio

Posa como un cesar
Y exige impartir las
Bendiciones

Caperucita se fuma un
Puro, le cuenta de orgasmos
De cagadas, de leche paterna

Ella se ruboriza cuando
Llega el espectaculo
No desea ser la
Bailarina y aborrece
El aplauso del que no conoce
El escenario, del que se
Niega a ser sojuzgado,
Del que sojuzga y jamas
Se pone en tela de juicio

Las damas la miran
Aterrorizadas, no quieren
Ser descubiertas, esposos
Recluidos en la gran estancia
Protegida la cocina de su
Nefasta presencia

Los hombres a la cocina
Grita caperucita
Vamos a hablar
De la regla, atrás vuestras
Caras de sonrojo

-No se cocinar,
explica el lobo, no me
apaño y me siento ridiculo
y fuera de lugar

tengo miedo de resultar
inadecuado y no disfruto
con la intimidad, exijo
sillon y bailarina
prometo dejar tranquila
la cocina

Las damas coquetean con
Los maridos ajenos, deseos
Que traicionan su modo de vida

Las damas se calientan soña
Doras y rien coquetuelas
Saben que en la cocina
Jamas podría pasar eso.

Quizás linchadas,
Golpeadas, insultadas,
Profusas de odio,
La guardiana del hombre
Es feroz en la intimidad

Pero en el salon
La conversacion se vuelve
A cada minuto
Mas picante

Despedida de la mierda
Cada pareja retirada
A su cubiculo
Folla confundiendo
Los rostros, azicateada
Por el recuerdo envidioso
De la locura, reencontrada
Con la realidad
De la sombra
Que cierra los ojos
De la negrura que
Obvia la desnudez
Marmorea del
Amanecer en la colina
Del silencio popular
Frente a la equivocacion
De la no palabra no
Vaya a ser que descubras
Que no me conozco
No me siento responsable
De mi verdadero yo

Aquí va mi cliché domesticado
Y orgasmo
Verdadera cuna
De la depravación
Experiencia negativa
De caperucita arrasada
Por el lobo

Caperucita se corre
Brutalmente olvidada
Caperucita goza
Entre las garras
De la incomprension
Y de la ignorancia

Ofrece su parvula boca
Que el lobo no
Besa, el lobo si
Suda, no quiere
Mirar. Le faltan
Besos y arrumacos
Y le sobra pose y
Postura. Hace alarde
De impresencia y se queda
Dormido.

Caperucita se
Aburre y llora

Nadie
Queda
En la
Cocina

Las damas
Se enfiestan del
Luto, secuestradas en la cama
Del lobo

Despedida del mierdon
Los que no sean absolutamente
Necesarios
Moriran esta noche

Nunca mas
Habrá
Bailarinas
En el salón...


        Barcelona, 2008.




VI. Voy a acabar con mi pareja


Voy a reducir La lucha de Clases
A la clase De lucha
Que justifica La guerra
De sexos

Voy a abrirme
Mi cama Es un ring

Si quieres lucha Que sea follando
Amando, Recitando, Comulgando
Coincidiendo, Reptando

Si quieres Someterme
Encadename A la suave
Almohada
De plumas De tu mirada

Si quieres Sangre
Muérdeme

Pero fuera De la cama
Esta perra No te ama

Soy sola
Sola y
Mente
Solamente yo

Me deshago De la sombra
Cosida a Mi brazo
A mi abrazo

Me deshago De tus
Consideraciones
Y tus personales Opciones
Opiniones
No hago caso A otra boca
Si no lleva Mis dientes

Mis ultimos Dientes
Mi unica Lengua
No dice Nosotros
Atrás la Esquizofrenia Veladora

Atrás esos Plurales mayestaticos
Nosotros es un ente inventaado
El mas dulce atentado
Contra mi personalidad

Nosotros me sojuzga
Nosotros no me anima
Nosotros me retrae
Nosotros nos contrae
Nosotros es mentira
Es una condenada fallida
Falacia que obliga
A los secretos

Nosotros nos vigila
El codigo nosotros me separa
De vosotros
Mientras ellos observan
Mi caida personal
Sin una queja

Voy a acabar con mi pareja
Voy a convertirla en persona
En ente individualmente
Un sano e inteligente
Amigo que prefiero

Bien podríais recordarme
La buena fortuna de
Poseer un esclavo
Pero no soy el amo que dispone
Soy el amor que propone

Te amo?, te quiero?
Te llamo y acudes el primero
A mi reclamo
Te prefiero
Sera tuyo el sudor de mi mano

Me preñas
Has pagado la prenda
Y te reproduzco

Me enseñas y yo sola
Me conduzco

No, es que mi novio no quiere ir
No, es que a mi novio no le apetece
No, es que a nosotros no nos gusta

Y un nuevo sol amanece
Para la lucha justa que mas
Escuece

La libertad me parece ya
La unica verdad

Soy libre de entregarme a ti
Exclusivamente
Libre de adormecerme
En el espacio que nos separa
Libre de guarecerme
En tu recuerdo mas guarro
Libre para decirte
Que no amarro tu barco
En mi puerto

Libre de gozar tu yo mas puerco
Libre de tirarme al tipo que
Puede aniquilarme

Carezco de religión dogmatica
Y calculada
Estatica y apalabrada mediatica
Acaso estoy yo casada?
Q ue pintas en mi hogar, mi lar
Mi sitio de llorar, de esperar
Mi ambiente de cuidar
Mi microcosmos
El saco de mi energía
El lugar de mi alegria
El cacho para invitar
A las malas compañias

La alfombra que mis hijos pisan
Y que me obliga a justificar
El feroz acto de limpiar
De elegir cual suc¡edad
Decora mi casa
Mi personal idea de una sociedad

Mis amigas, las mas lagartas
Petardas, cotorras y albardadas
Perras
Secuestradas por la correa del amor

Mi casa es el hotel de mil estrellas
El club de la diva
Y el santa sanctorum de la deriva

En mi casa se sangra cada mes
Se escucha toda voz
Se canta a la vez
Que se abre la garganta

Comprendo tu negativa a integrarte
Comprendo, hombre, la lejanía
Que te separa del femenino arte
No intento aburrirte
Solo voy a invitarte
No voy a evitarte, ni a olvidarte
Ni a repartirte

Pero quiero ese espacio ligero
En el que no habre de soportarte
La cara de aburrimiento y olvido

La casa que refleja aquello
Que he vivido
Lo siento
No la comparto contigo

Voy a acabar con mi pareja
Problemas de espacio
Poemas de desprecio
Hacia uno mismo
Obviedad del fantasma
Sin piedad de la violencia

No volvere a intimidar a mis hijos
Ni a regular su existencia
Con ordenes e impaciencia
Si no quiero mirarme en ese espejo
De sus ojos impotentes
Repletos de amor al despota

Ellos aman a la despota de su mama
Y tragan
Y pegan a su vez en la escuela
A los que aman

¿correctivos necesarios de sometimiento
violencia gratuita
¿mirada de aceptación ante la plena
dedicación de la ignorancia represora
traumas y antiguas cuitas

lagrimas y miradas perdidas
volando por la ventana
quien te agobia sera porque te ama
lo suficiente
para que en su constante evolucion mente
recuerda de repente
que cuando el niño crece ya no te llama

y cada azote que le diste le escuece
y algo le llama a devolverlo
a de nuevo soportarlo
a creerlo, a pedirlo, y a necesitarlo

miedo y angustia en las lagrimas del hijo
miedo y angustia en el atraganto
del conyuge

quiere justificar la critica constructiva
tu miedo al elogio
el elogio que nadie te ha dado
tu yo frustrado marca como un reloj
la hora de la venganza

voy a acabar con mi pareja
no le necesito pero amo a la persona
que disfrazada quedo atrás
detrás de la mascara enmascarada
en ese disfraz de cascara
la persona que descubro
en su mirada relajada
el alma que jamas se une
a la ralea
la calma que la nada de la imposición
olvida
la marea y la ensenada cambiante
y dibujada en cada instante
el baile de la arena, el agua y la brea
el viento y las lluvias
el sol, la luna y todas las estrellas reflejadas

ese baño que me doy autentico
exige que te quites las gafas
de sol matrimoniales y patrimoniales
demoníacas e infantiles
sexuales vestiduras y ropajes


solo en la cama
alimentaras
mi alma
solo en la alegría
el alma mía
solo en la cama
admito la agonía
tu en tu casa
y yo en la mía.



                            Móstoles, 2009.




4,5,8,1,6,3,2,7



VII. Olvidarme de tus calzoncillos.













 

 VIII.   Estar sorda.

Estar sorda
é névoa cara
o mundo,
medio tatexo,
desdebuxado,
é unha claridade
tola e suave,
estar sorda
non é grave,
é querer quedar
mais lonxe,
nun pensamento
paisaxístico,

é como ter
o pelo longo
e escoitar o mar
dende os beizos
dunha propria
caracola,

estar sorda
é inventar o
mundo dende
adentro e ter
moi boa opinión
da nada
que ruxa fora,
unha fervenza
curiosa
da rúa,
da xente lonxe,
afastada,

estar sorda
é unha mirada
.

Cando quedas
sorda quedas
soa,
teu chapeu
no ar,
na boca
dos demais,
voando
e os teus
cabelos ó sol,
a túa pel
que non acorda
da corda,
estás sorda,

sábelo tanto
que din que
o inventaches,
quédache
moi fino
dicir sempre
que sí,
non hai
mais xesto,
estar sorda
é mesto
.

Aceno descriptivo
de avoa
que morreu
decíndolo todo,
derrota absurda
da cor
frente a forma,
oscuro crarividente,
carencia de
profundidade perniciosa,
ambivalencia de
tantos motivos,
carreira gañada
no sitio de xantar,

man que brilla
no paseo,
liñas no chan,
verbas de linguas
adornando
orellas bocexantes,
estar sorda
é un intre,
un antes,
un non sei
cando vendrá,

son tódalas cousas
diante que non cantan,
a mudez das outras,
a comuna dos demais,

recuncho narrativo
dun interior
abafado de vida,
ferido e ledo
da inspiración,
unha decisión
de porta aberta diante,
pechada elegantemente,
rachada polo tempo,
un chisco de indecisión,
un negocio bravo
de pisado forte,
o ruído
dun futuro
convidado
a resistirse,

quedar sorda
é o purgatorio
das almas
boas que queren
saír do silencio
para facer un pouco
de mal,



alimento engaiolado,
fame
pola tona
da superficie,
berro do
fondo do mar




IX. Ciudad negra.

Vuelvo a verte en una
ciudad negra, donde
luchaste por conocerme
desde los escaparates,
mirando hacia afuera
por los miles de ojos
maquillados, ofreciéndome
todas las miradas
para que yo me 
reflejase en ese espejo
caleidoscópico y me
transformase, poco a poco,
en una mujer mas 
negra, más exuberante,
mas contrastada y
menos difusa.

Vuelvo a verme en 
una ciudad negra y la
calle resbaladiza que se
burla de mi calzado
pidiéndome a gritos
un pie desnudo y mano
que logre asir la tierra,
esa calle,
amanece fresca y
pálida y me lo 
promete todo,
como siempre, como
en todas las ciudades,
incluso en las
transparentes, en las
que me vuelven ciega,
esa promesa tuya 
subsiste, negra 
y dulce.

La negra soy yo,
ofreciendo poesía,
lujo del alma,
que tu miras 
prosaica, ciudad 
de mis ojos, el 
poema se vuelve
raro, como siempre,
tu luchas por la 
novela de acción
con protagonista 
heroico, para convertirme
en una princesa
de diseño
y yo
te ofrezco comida
y verso y te acuno
como madre negra
que ama y eso no te pone.

mi texto es de tempo alargado,
intemporal, sin desenlace,
contemplativo, te pone nerviosa.

La negra soy yo 
y lo seré siempre,
 aquí es donde 
más evidente resulta.

Elegí a tus calles y
a tu gente, elegí 
tu clima y tu 
distancia.

Me enamoré socialmente
libre, un poco a la defensiva,
un poco impotente para
defender tantas aspiraciones
loables. Me quedo en
el intento y quieres 
integrarme en una 
blancura eficaz.
No vas a conseguirlo hoy.

Hoy eres negra, como yo.
Hoy te voy a hacer bailar,
rítmicamente, al son de
tu naturaleza de espejo,
que es la mía, mi reflejo,
voy a rendirte, a ti que
luchabas por mí, ciudad negra,
en la gracia del encuentro
casual, de la sorpresa
de ser amigas de toda la vida
sin conocernos de nada.