poesía: NIGROMANTE






Un único Dios,

creador, omnipotente
todopoderoso
y malvado.



N I G R O M A N T E


Cdiciones presenta
cdiciones@yahoo.es para ejemplares de encargo.
Texto y edición: María Alonso.
Vídeo de 4h.
Fotografía de María Alonso,
excepto Nocturnidad y Nigromante de Eneko R y LupeGa.
y Karma de Vivianne da Silva.
Año de 2018.









Código qr de NIGROMANTE.
http://marialonsogarrido.blogspot.com.es/p/cdiciones-presentaun-unico-dioscreador.html









Código qr de 4h.
https://www.youtube.com/channel/UCIb4IZw4H1saMg1LDtxbH2w










                                                                            Prólogo
   MENTIRA
    KARMA
   IMÁGENES
   ABSTINENCIA
   PASTOR
   DHARMA
   MANTRA
   NOCHE
   MUERTE
CORAZÓN
GUERRERO
DUDA
SICARIO
RESPIRACIÓN
NIGROMANTE
MADRE
ODIO
DESOBEDIENCIA
GUERRA
FUERZA
INSOLENCIA
ABUSO
COMANDO
BATALLA
epílogo
                                       .








Prólogo.

  Bajo la perspectiva atea los ateos somos gente consciente que no nos dejamos estafar con el concepto de obediencia ciega

promovido por un supuesto ser superior que nadie de confianza ha visto y que comunica sus órdenes a través de mediadores que sirven a un sistema de castas, cruel e injusto. Los agnósticos son colaboracionistas que no quieren luchar contra una falacia dañina y los creyentes son seres ingenuos a los que les han lavado el cerebro y poco se puede hacer al respecto.


  Si bajo la perspectiva disteista (Dios es malvado) los creyentes cristianos resultan seres conscientes del peligro
de desobediencia al tirano, los agnósticos colaboracionistas entre dos aguas y los ateos gente ingenua que le da la espalda
al problema, está visión del ateísmo ingenuo ante la amenaza real resulta ser tan interesante, que profundizar en ella
ha sido un placer intelectual que comparto aquí con vosotros. Como dice un amigo, que no quiere ser mencionado, Si existiese
Dios no existiría el ser humano, así de difícil se hace la comprensión de un concepto tan abstracto. Yo he postulado la
existencia de un supuesto Dios desde mi naturaleza atea, con todas las limitaciones que ello conlleva, es un trabajo
intelectual y sin ánimo de ofender, aunque sí de sorprender (es por ello que se titula esta obra "Nigromante"), desarrollando
una teoría anarco-disteísta, sorprendentemente coherente.

Este poemario es, de facto, un discurso de odio, que refleja una fase de odio, siendo este un sentimiento humano de pobre
calado y de poca extensión en el tiempo, pero que entra en su abanico de reacciones y que es necesario sacar a relucir para
poder dimensionarlo. El odio lo experimenta quien haya tenido expectativas no satisfechas. Sin embargo, es absurdo pensar que
un elemento de nuestra psique no tenga utilidad. No es deseable, pero las emociones son nuestras herramientas para solventar
situaciones y una herramienta es útil si está bien calibrada, bien construida y es adecuada al trabajo, si es apropiada.
La nuestra es una sociedad buenista y coaccionada que huye del odio sin considerar que todo lo que existe merece respeto y
lugar. Apropiémonos y defendamos todas nuestras herramientas, aún aquellas que cargue "el diablo", porque la poesía es un
arma cargada y el futuro existe y esos dos conceptos están en la misma frase (La poesía es un arma cargada de futuro, Gabriel
Celaya). El odio da paso al amor o a la obsesión, el amor comprende, olvida y construye, la obsesión perpetúa la parálisis e
impide la evolución.

En una sociedad supeditada al dogma la reacción temporal que yo llamo fase de odio es clave para
despertar a la desobediencia que exige la tiranía. El dogma intenta convencer de que obedeciéndolo satisfará nuestras
expectativas y, al no ser así, traiciona nuestra confianza y esta traición se convierte en la razón de nuestro malestar.
Para mí resulta obvio que las expectativas, la competición, la superación, es algo que empieza y acaba en uno mismo.
Yo soy mi problema y mi solución, somos responsables de tener expectativas no realistas.

Considero el odio como inevitable y hay que dominarlo, ser consecuente con el hecho de sentirlo,
ser mejor que el odio nos lleva al amor, y el amor, que es la expresión de la
tolerancia, la seguridad y la alegría es la herramienta que la humanidad utiliza
para seguir evolucionando, algo imposible
de evitar, pese a quien pese.

No siempre una poeta debe esconder lo que escribe, a veces nunca.

En el poema Agroecoloxía del libro "Hai que roelo", expuse que solucionar un solo problema, pero completamente es tener
llave y darle vueltas para solucionar cualquier cuestión colateral, cualquier problema añadido, consecuencias y causas de lo que
haya generado tal cuestión. En este poemario analizo a Dios como metáfora del malestar ante la dependencia y al dinero (oro)
como factor generador de las religiones, es decir, como motivo principal de causa de la dependencia. Esto no es un pensamiento
original, dado que el famoso monólogo de Hamlet ya lo explica y en menos frases que este libro.

Se recomienda leer estos versos cuando el alma se nos apague ante una dependencia (trabajo, patria, amor, estatus, imagen), cuando
se necesite generar un odio necesario para poder distanciarnos y evaluar el problema.

La rabia como vehículo del despertar es la base del punk y por ello los vídeos de 4 horas, banda de punk viguesa
(ya desaparecida), son la expresión audiovisual de estos poemas. A quien no le guste el hazlo tu mismo y el cachondeo en general,
le van a parecer un poco punkis, destroys y asquerosos de más como para poder disfrutarlos y esa será la señal de que el odio
aún no ha hecho mella lo suficiente porque sus vidas no experimenten la dependencia como problema. Para el resto aquí van
estos mantras de aniquilación y desaire. Sírvanse con sentido del humor a temperatura ambiente, tóxico en dosis letales, consumir
con moderación. A mí no me llores.





1. MENTIRA:


Dices tus mentiras
entre dientes, escucho
tus mentiras con las
piernas abiertas,


música
acompaña venida de
lejos, como viaja la
respiración de boca en
boca, hasta encontrar
la paz diciendo las
palabras justas, las
esperadas, las que rebotan
en el hueco al filo de la
caverna y destapan,
desanudan lo que fue
tendido de trampa.


Escucho tus mentiras
con las piernas abiertas,
mientras maldices a
tres de mis generaciones
y conviertes en esclavos
del miedo a mis cachorros.

No pasará.




Mis pies anclados al suelo
le recuerdan al tiempo
perdido el brillo que
una vez tuvo el sol.


Para qué caminar, ni
huir, ni correr, tu maleficio
le da suelo a mi naturaleza.


Estás preciosa mientras
la felicidad asoma,
blooming, como un botón
floral regala sus puntas,
mentira delicada y fragante
que adornará estúpidos jarrones.



Estás preciosa en tu derrota,
terrible es, en cambio, la roca
plantada, despiadada,
terrible y hermosa como
una mentira no lo será nunca.
Reach yourself hell.


































2. KARMA:



Ciñe galante a tu paso un
mar de cobertura en el que
se hunda por puntos un
último aliento regalado
por fin.


Habla de todo lo que
nos rescata y se construye
la nave que los piratas
asumen como suya y
defienden. Hoy soy
mascarón de proa, de madera,
tú estás más allá de los
rumbos marcados, pero
en el cielo salen ya todas
las estrellas y la línea
del horizonte es infinita.


De cómo lo consigues,
desviar mi mirada hacia evitarte,
ronronean las cadenas del ancla
cantando la canción del eslabón
que solitario no dice nada y en conjunto
produce, solamente, un ruido misterioso
y de lógica solamente matemática,
es solemne la razón de las razones,
el evadir el impacto, minimizarte,
acto ineludible sin desenlace,
retrasar el tirón mientras
sonríe la marea en cada ola,
retando con su espuma de comisura
a las constelaciones en masa,
hasta que la risa masiva
devore afilada mi nave,

hasta que mi nave demuestre
que tiene capitana o la
inercia y matemáticamente
consiga eludir el suicidio
colectivo de alejarse de la
costa.

Se ladea mi cara y las
mandíbulas de mis ojos aprietan
los dientes con cariz ceniciento
de vidas atrasadas, hay
reloj en el viento que atrapa
todo tipo de basura flotante,
hay corrientes de aire parejas
y navegan paralelas a la
prisa del agua, todo el dinero
contante y sonante que mueve
un velero que lleve el nombre
de nuestra maldición y teja
sus velas, toda la intención
disonante que convierta
una dirección en par y
se reparta la vida, toda la energía
latente que mantenga
un destructor de puro metal
en el filo del agua para
surcarla, hendirla,
avasallarla como acaricia
y ama todo lo que fluye, aunque
sea de naturaleza sólida,
aunque se haya remachado
lo que burbujea en el interior
del magma,

porque fuera
otra distinta nuestra
presión y nuestra temperatura
de nacimiento,

la calidez
de nuestro encuentro, nuestra
verdadera realidad prenatal...



Adonde hemos llegado
que nunca hubo puerto
en realidad, sino
un remolino gigante,
signo un remolino gigante,
tatuaje de marinero y
para qué nutre la humedad
de infértil salinidad nuestra eterna
humanidad infantil, quizás
estamos condenados a
perdonarnos. Habita
en nosotros el arrepentimiento.


Más alejada que de nuestra
ruptura me encuentro de
nuestro encuentro, ajada
la flor de la herida no
añora el daño sino cura
y salida y nuestras manos
limpias redundan en
el fragor de la carne
como material en su ineludible
búsqueda del descanso.


Toda la fuerza imborrable
de lo alguna vez escrito
arroja una luz cegadora
en la botadura del barquito
de papel y ese deseo guardado
en código indescifrable se ha perdido
y olvidado de su mano.

Ese reguero de escorrentía
vibrante y limpiador
no atraca en puerto, que
buscaba esa embarcación
el fuego. Húmeda espera
en aquel rincón a la tierra,
desleída la tinta, el mensaje
volará. Buscaba esa embarcación
el fuego en el calor del olvido
y la ceniza cálida y fertilizante
del olvido y el momento
grácil de la alegría de la llama
de la risa del olvido y no
la lágrima fácil del
recuerdo de lo perdido.

Adónde hemos llegado
que parece imposible el
paisaje y desconocida la
luz y aburre la tarde.

Para qué tanto lujo de detalles
en el compromiso absurdo
de perdernos el final
de la historia.




Los aplausos
y el reconocimiento
de la huella dan sentido
al interés que pusimos.
Nos estamos imaginando
lo que llegará equivocados
por completo, interpretando
con la boca cerrada
el sabor de la despedida.


Adónde hemos llegado
que no es el mismo
sitio, ¿no habíamos
quedado aquí para
despedirnos definitivamente?


Es posible que esté persiguiendo,
mi sombra, a una luz que se apaga.


Intermitentes, vida tras otra,
nos reconocemos al punto,
si yo fui esta vez la que huyó
o tu fuiste, aún estuvimos juntos
y esta nave del espacio estallará
el día que apretemos nuestro abrazo
en un amable adiós.


Si yo fui esta vez o no
fui yo la mano izquierda
de mi mano derecha
la necesidad de la caída
habla de nuestra velocidad.


Si no hemos logrado
levantarnos dignamente
no tiene culpa la tierra,
no tiene culpa la tierra,

Karma.

qué fuimos de luz, mi sombra,
sabes que fuimos de luz.





























            
3. IMÁGENES:




Hacia la belleza, cuán terrible sea,


reconocimiento, un poco tarde,
a posteriori. El equilibrio,
tan necesario, no precisa
de descripción, de cantantes y,
sin embargo se suceden los
espejos, las imágenes.


Hacia la belleza,
terrible, perturbadora,
ineludible,de aspecto inapelable,
tarda el reconocimiento,
Berlín.
el hecho,
tarda el reconocimiento,
el hecho superfluo subyacente,
la misma lasitud pasea
como la escorrentía dice
adiós a la fuente.


A la belleza, terrible,
la imagen, la afea,
el hecho, indiscutible,
superfluo, otra vez.


                                             









4. ABSTINENCIA:


Los amantes, qué dulce
su beso, qué firme su abrazo,
qué sonrisa de tímida a
espléndida, de regalada a
robada, sus fronteras
desmedidas, su prisa
infinita, su verdad absoluta,
su ausencia el logro de
la más irreal decadencia.


Cómo bailan los amantes
su cadencia adecuada
de canción de momento.

No son los ojos de fuego
de la declaración de intenciones,
ni el compromiso concreto
de la defensa del espacio,
no es la expresión rendida
del humano desenmascarado,
ni los celos ávidos de murmullo
enloquecido, los amantes
son puros y tiemblan,
casi lloran, se retuercen.


Jamás amar,
mejor sería.




Un amor que durase todavía
sería en verdad amor si lo fuese.



El universo se extiende
como el manto pesado
de la nieve que duerme todo
y sus exigencias son senderos
que desaparecen sin más.



Agradece haber amado, pero
agradece más el olvido. Por
eso la muchedumbre evita a
    Loto.
los enamorados y a su
futuro irremediable
de corazón herido.


La gente sabia abraza la
abstinencia, luchando contra la
locura.








5. PASTOR:




Con semblante grave,
encorvada bajo manto,


lejos de tu voz suave,
mece el viento hojas,
pasa el viento páginas,
se observa en cambio la
quietud, vigilante y
vigilando, encorvada bajo
manto, nace el ala
y roza el suelo, grave
el semblante, la mirada,
momento óptimo,
asunto de impacto,
lugar concreto, menos
preguntas que conclusiones.


Cuando la labor se hace
sin pálida intención,
cuando la labor sucede
y la energía es palpable,
cuando la resistencia
es la máxima rectitud
y se observa alrededor
la tierra inquieta.
Habla el exterminador
con un silencio de
elocuencia matemática,
calla la cordura con
total rigor y vehemencia.


Hay una sensación en
el ambiente que rodea
el ala plegada, vigilante
y erecto el ángel soporta,
grave, a que termine la misa.


Alerta gavota.

Ay, mis ovejas, dice el pastor,
ganado que yo mismo mataré,
cierto es que aúllan los lobos,
el tiempo vigila mi tiempo.




 







  









6. DHARMA:



Te echo de menos, amor,
que sí estabas conmigo aquella vez,
amor, que me entendías,
sí, perfectamente, tu connivencia,
el pensamiento más allá de mí,
mi posicionamiento, lo dictaba
nuestro cruce de miradas.



En un bosque obscuro se cuece el
cuento que ofrece la luz, que
tú y yo éramos personajes
principales se hizo más que
evidente. La extrañeza que nos
invadía reforzaba nuestro lazo.
No hacían falta abrazos en
los arabescos que trazaban las sombras.



Entonces, olvidaría yo quién era?
entonces decidirme completamente
hacia el equipo, nunca volver
al rumbo vagabundo, establecer
el signo de las fuerzas de poder.


Hallar el enemigo, buscar, matar.


Las metáforas crecen sinuosas,
de lo que se dice al hecho solo resta
fijar un objetivo, si estamos juntos
en esto es que la vía está abierta
y no ofrece duda la existencia
del hueco en el que yace la salida.



Fijaremos, entonces, la pregunta
de la que somos la estúpida solución,
hallaremos el principio desde
donde nace el grano que supura
y todo lo almacenado responderá
a la precisa perfección de la presión
de nuestra coyuntura.

Te echo de menos, amor, a tí,
que sí me comprendías, que no
 Sororidad.
estés a mi lado significa todo,
para mí, lo acabado.






















           









7. MANTRA:




Fumando marihuana,
nivel brote psicótico.


Te digo a todo que sí,
  Fallout.
tu me estás dando
toda tu energía sexual,
tu odio, tu odio.


Dale una ilusión que lo avale,
dale, dale una desilusión
que lo avale.
Lo que no se atreven
a pedirte dales.


Quítateme de delante,
sucia niñera,
el rol es contigo,
error es contigo.


Si continuar con
este servicio, en caso
de que quieras, solo
a tu manera, está
considerado sacrificio,
no sin compromiso
de permanencia,
cruce de caminos,
demasiada distancia,
en caso de que quieras
de manera automática,
me vale mucho la pena, sí.

Ahí, nena, cruel donde duele.



8. NOCHE:


La noche relata
sus verdades sin sombra.
Es el calor lo que las ata a sí,
es el calor lo que conquista
la tierra abandonada por la luz.



Envidia de calor, con sus pálidos
secos rayos evapora nuestras
almas, disimulemos los destellos
de cuchillo de aquel al que no
se puede mirar. Una migaja
bastó para convertirse en
la tierra que nos canta y
nos entretiene, esa
migaja que a pleno sol se
marchita, la noche nutre
las pieles y nos perdona
con luces distantes, los
depredadores son más hermosos.


Hacer hablar al silencio es un arte.
Qué calle, su suerte,
que hable
de amor para los vencidos.



9. MUERTE:


De saber el día de su muerte
sabrán entonces, los vivos,
amar, por fin, su destino?
Nombre y fecha de nacimiento,
obsolescencia programada,
código, números primos.



Calle, vivo en el bar.
Es el bar de siempre,
claro.






Hay flores que
florecen menos
que el amor
que te tengo.








10. CORAZÓN:


Ahora que sé que tienes corazón
mi única intención es dañarlo.
Así como la sombra define
el hueco, la cerradura
el ojo, la vida su fin.


Si nunca hemos sospechado
la piedad en tus acciones
y suponíamos en ti un
dorado sarcasmo, tu
capacidad de retorcerte
anuda los tiempos
de la batalla sin ganador.


Esconde tu naturaleza,
no te hará falta, ni
tu rendición resolvería.


Has de pagar las agresiones
contándolas una por una,
dividiendo en infinitas
partes uno solo de los golpes.


Se protegerán las cosechas,
los aires, las criaturas,
ahora que te retuerces contemplamos
la esperanza. Nos hermana
tu dolor y hasta cualquiera
de tus deleznables actos y
verbo acabará con la tiranía,


no tan paradójicamente
hay que responder con las
mismas armas para ganar
Escuchas ilegales.
la victoria y solo tú eres
capaz de teñir los colores
del alba con desesperanza,
miedo y traición. Ahora
que sabemos que tienes corazón
apelaremos al
infarto.


 


11. GUERRERO:




Suicídate y,
como si nada hubiera pasado,
vuelve a vivir.


 Puerta abierta.                 














La puerta está oculta
a los ojos
de quien no                                                                                                 
quiere entrar.


Merodeando, así se abren
los picaportes.




Tu solución
nunca resuelve
problemas ajenos.








12. DUDA:



Vivo en la cresta
de la ola, hay que
estar muy por encima
de los logros, no me
arrepiento de lo dicho,
ni de lo hecho, cada cual
tiene sus razones, yo no.


 De lo vívido y de lo vivido.



   Las asíntotas son
pulsiones de onda
pero siempre es
conveniente dejar
un espacio en blanco
al final de la página.

Es para ti, el lector
  termina el poema.










Código qr de QUÉ PUTA MANÍA.
Música de 4h.






https://www.youtube.com/watch?v=kGBPTo5OL-k





13. SICARIO:




Es la energía tenebrosa,
que su latencia es patente
y transforma, hay
que mantener la llama
controlada, su amor
a perecer con lentitud,
por ejemplo, no regando
las plantas alrededor.




Para engañarse hay que
estar drogado, de la misma
manera lo que ha de suceder
sucede en el consciente
no absurdo de la realidad
más evidente.


Salvar a un traidor exige
compañía y fé en todo
lo que es eterno, exige mano,
pronunciación exacta,
exige oído, la llamada ha
de suceder, exige fuego,
las luces se acentúan, exige
brazo, alguien acostumbrado
a nunca dudar, criado
en la sombra, conocedor
del espacio más allá de
la literatura de la escena,

alguien a quien la oscuridad
no amenace, porque las
apariencias sean batalla
perdida.

La muerte puede olerse a
distancia, su tiempo se
calcula según el instrumento
de medida, la sensibilidad
es un dato, así sea la nariz,
así se está de distante, así
será de intensa y poderosa,
la muerte huele, se huele
y es tan evidente como fragante.

Salvar a un traidor exige
obediencia inocente, los
que despiertan las respuestas
no sirven, hace falta un
sicario de raza cegadora,
alguien capaz de asir la
cuerda sin hacer preguntas
porque las razones ya no ofrezcan
respuestas.


Cual fuera la falta no es
importante, arrancarle
de los brazos de la muerte
no es difícil, pero exige
empresa y dedicación
sincera.                                   
   Se cobraría siete,
comenzando por los
hermanos, nadie querría.
El sicario desconoce su sueldo.




Se acerca, la muerte, se acerca,
comienzas a despedirte
de los seres queridos,
se te saltan sin motivo
las lágrimas, tu primera
cita es protegerte. Multiplicas
los altares, no descuidas
los rincones, las imágenes
sagradas se agolpan,
las profanas se suceden,
en tu nido hay cierto
ambiente de mausoleo,
en ese intento fútil de
protegerte, le comunicas a
la muerte que no estás
preparado, escucha ella,
lo sabe, cuando te sigue
el rastro se prende de
las ramas, todas las plantas
moribundas no aplacan
sus ser, recurres a las salvajes,
ellas mueren con una naturalidad
estremecedora y forman una
barrera de equilibrio,
la muerte se enreda en
las hojas, la naturaleza
muerta la distrae. Te drogas
hasta poder saludarla, el
sicario también muere,
es su precio al final.


La respiración se hace profunda,
tu tercer ojo se aviva, los
sueños no consiguen explicarse,
la sensación es de una
mareante explicidad.

Quizás haga falta una
excusa para que los legos continúen
con sus plácidos vivas, no
conviene explicarles, lo entenderían
a penas, cómo la muerte se
extiende brillante y no
admite otra cosa que plegarias
de perdón. Salvar a un traidor
exige oficio. No todo el mundo
vale para entregarse de lleno, tanto.

Señal tras señal tras señal
y circunstancias absurdas ajenas
a la voluntad, coinciden los
números, el término de los
ciclos, de las cosas, los lugares
se unen, se cruzan las líneas
de tiempo, no busques los
detonadores ocultos, ni las
razones si solo eres un sicario.


Algo en tu naturaleza pide
paz, soldado, algo surge para
traerte a la calma merecida
de los días por condición y
nacimiento. Una pena te
envuelve en el campo de batalla
y tu risa es tan trágica y la
escena es la culpa del público.
Así es.


Recurres a las imágenes, a
los altares, a las plantas
moribundas para retrasar
lo que es el momento debido.


Es injusto para las víctimas
inocentes. La muerte quiere
siete, sicario, cada vez que
le arrebatas a uno y serán
tus hermanos y será culpa
tuya. Disimula con gracia
hasta esquivar inconsciente
las garras, son tus hermanos
los que caen al suelo muertos,
consuélate con poder retar
a la fuerza insondable,
desviando las flechas y
aunque se multipliquen.


Para eso has nacido, sicario,
para salvar a un traidor.







14. RESPIRACIÓN:


Sí, amor, es ese
el aire que respiras,
que te envuelve,
el latido aliento,
el aroma del beso,
aquí, hoy, el
cielo toca la tierra.

Fabriquemos un
recuerdo.


 Desafío    
            a los cielos.








                                                                                                             
15. NIGROMANTE:




Ordenarse solas las
pláticas, las páginas,
los animales, las deidades.


Somos todos hijos de Dios,
pero algunos somos solo
bastardos, y ese es su oculto
deseo y su labor, la del bastardo,
matar al padre por sus
iniquidades, por la culpa,
por su culpa.
por su inigualable culpa.


Nos asola, nos vigila,
nos cubre bajo manto,
nos arrasa, nos aniquila
y somos pasto de cuneta
en su camino.


No debe el bastardo entrar
en la casa de Dios hasta
que sea primero llamado,
si ha de suceder habrá
de protegerse, escupir antes de
entrar.


Jamás tocar ese agua,
el agua de sus víctimas
escondidas, de sus navegantes
de la fé, que llama fieles, se
abre a los pies y gorgotea
bajo la pátina, invitándonos,
llamándonos por nuestro verdadero
nombre.

Ni soñar con ser civiles
inocentes, mientras caen
indignamente nuestros grandes
generales, la misión del
conocimiento es ser transmitido,
el anhelo de la ignorancia
es sembrar un escudo
gris de virtudes y pose
que arrecie con su mirada
estirada las ansias del
mensaje por entrar.

No me des la espalda tú,
que conoces de sobra las
maneras del nigromante,
tú, que compartes el signo
y bajo tus párpados lloras
los encargos que cometiste
inocente.

La manera de guardar sus
cargadas de odio armas en
sitio seguro es saber utilizarlas,
mermar su noción de juguete
y que tu ego deje de manipular
querencias externas.

Nigromante.

El entrenamiento más duro
es vivenciar lo que te llevará a
las puertas del maestro.






La maravilla de ser una
comunidad es poder resistirse
a la mentira. Mentiste? Quizá.
Nos hace caer el amor.


Lo sabes, porque tú lo sabes,
porque lo conoces de sobra lo
reconoces y esperas,
tranquilamente espera,
a que llegue
 tu confirmación oscura.







Nocturnidad.









16. MADRE:




Lo sabía tu madre,
de tu estrategia ladina
cuando a punta de látigo
desafiabas al templo,
donde mejor les dolería,
en el corazón del dinero,
apoyado por el oro,
retirarlo de sus manos?




Lo sabía tu madre,
tu calvario fingido,
cuando les amenazaste
con destruir sus cimientos,
cuando les anunciaste
tu resurrección, golpe de efecto
definitivo a una humanidad
aterrorizada por la muerte.


Les retaste y los desafiaste
para que te buscasen y
prendiesen, con la ofensa definitiva,
la locura, que mirando por ti
te paraban los pies.


Eres el látigo y la mano
y el brazo
y tu lengua afilada
y el filo de sus giros
contra gente corriente
en su día de fiesta,
estrategia fingida
tu calvario y tu amor.


Hablaste finamente, para los venideros,
hablabas para tus fieles secuaces,
convencías atus generales,
los principales
 Descenso
    de la cruz.
espectadores.
Ellos conducirían
tus legiones, ellos contarían
tu historia, les convenciste así
de tu fuerza, de tu valor.
Manipulados, melindrosos y culpables te llorarían
hasta el final de sus días, pobres.

Lo sabía tu madre, que sí
te conocía, de tu astuto calvario,
pero a ella no le importaba nada ya.










Código qr de PUTO POP.
Música de 4h.
    https://www.youtube.com/watch?v=_p86LvheRyM







17. ODIO:




Porque yo perfectamente
puedo ver el camino,
recto como lo obvio
a mis anchas, pero
todo también lo que,
más que ofrecerse,
se me impone,




prueba tras prueba,
retraso, castigo, cuentan
mis pies los pasos
hacia su senda,
una vez consiguen
escapar del hoyo profundo,
del meandro siseante
que se cruza insolente
en el claro rectilíneo
de mi voluntad.


Sesgo no es libre albedrío,
ni hay bondad ninguna en
nuestro estancamiento,
odiemos a dios,
que maldice a los nuestros,
si sus monstruos fueran
tan poderosos
no nos tratarían como a fieras
sino como a caniches mimados.


Nos miramos por encima del hombro,
preguntándonos quién es el enemigo
desde la atalaya bondadosa del ateísmo,
basta pues, entremos en guerra.

Dios morirá porque existe
y es malévolo, odia
a dios como nos odia, vasta  
e inconmensurablemente.


 Resistencia.








18. DESOBEDIENCIA:

Acaba de enloquecer
mi voz hasta el ronquido,
eso que late, consecuencias
en la garganta del estómago,

me dice, me dijo,
cuando esté cerca
no lo des por sentado,
no te des por vencida,
acaso es un gusto
 Volume.
saludarle nuevamente,
esa hora es la de la voz
sujeta a las entrañas
de la misma manera
que no es el sonido necesario.


La confusión y la confidencialidad
de los morosos del karma,
aplazando el pago
en ruego efectivo.
Compra caro, hija,
que somos pobres,
me dice la voz,
me cuenta la verdad en monedas,
una por una,
cuando escucho tu nombre
suelto por las esquinas.











Código qr de QUÉ IMPLACABLE TU VOZ.

Música de 4h.







https://www.youtube.com/watch?v=OYPY37jo-68






19. GUERRA:




Dios y sus ángeles podridos,
pálidos, blanquecinos y mohosos,
él y sus huestes repugnantes
libando de la linfa de nuestra alegría,
convirtiendo nuestros hogares
en construcciones frías, feas,
nauseabundas, él y sus porteras serviles,
siempre tan amables de cara a la galería,
han ofendido por última vez
a las mujeres salvajes,
a los hombres de mirada y
a los cachorros de la fuerza.




Habrá guerra, hemos leído sus textos
y se expresan claramente,
hemos recuperado los templos,
construidos con amor y
perdidos ante notario,
hemos hecho lo que han dicho,
su dictado sin recompensa
y la sentencia es de odio,
fuerte, grande, verde, intenso.


Lucharemos en incesante tacto,
con ritmo, amasaremos cada
gota de barro hasta convertir
nuestros barrios en museo.




Hablaremos pronunciando posesión,
queda y lentamente en las lenguas prohibidas
para responder a sus funcionarios alados,
como amenaza la libertad
cuando los dedos están vivos y
el pensamiento es de alma y sana.


Tiene miedo Dios y atenaza con
su perfume de calma cobarde,

San Ramón nonato.

oprime con sus mentiras a fuerza de repetirlas,
pero la voluntad de las personas
se crece en el esfuerzo,
qué no nos hablen de herencias,
queremos coger la manzana
del árbol cargado de regalos.


El miedo tiene un significado biológico
de amor a la supervivencia,
pero el veneno transforma.


El miedo será hoy amigo y aliado,
hasta que barramos del mundo
al amo y al tirano,
hasta que se den cuenta todos
de que a la manada guardiana
no la pones a pastar.






Código qr de DOS CERVEZAS EN LA ALMOHADA.

Música de 4h.
20. FUERZA:



Hola señor de la guerra,
en tu hora la mía y
tu pose la justa,
me das la mirada, tu forma
se ajusta a mis necesidades.


Clamores, así tus víctimas
se despiden de ti,
contemplan como su sitio es
el equivocado,


el poder contemplarte debería bastarles,
no es la culpa tuya su insolencia,
dales, sí, tú, la voz que buscaban
y lo que no se atreven a pedir.


Verte en marcha es un alivio,
saber que no se perdieron las verdades,
que alguien lleva la cabeza alta
en este páramo de pusilánimes abyectos.


Tanto me ayuda tu visión
que cuando se desvanece
se convierte en la mía.

Vete ya, soy tu sombra en la luz.
La lucha permanente,
la puerta abierta, las bisagras saltadas,
los tendones al alza, la tranquila mirada,
el paso exacto, son los adornos perfectos.








21. INSOLENCIA:




Hasta el coño de Dios y
sus magníficos caminos de trencha,


excavados en roca,
y su libre albedrío para
quedarnos a gusto
con las rodillas peladas,
perladas de sentimientos,
que solo lloran los niños,
los nuevos, las novias y los nadies.


Hasta el albero del camino lucha
por ser roca, gota tras gota,
tormenta de sueños y su
escorrentía de aceptación,
la mella de lo plano y su
herramienta de celo
reducen a polvo
la orografía de la hostia.


Gracias a decir verdad
saben los perdones a recuerdo,
el tropiezo nuestra página en blanco,
la insolencia de la insolvencia
del karma habla por nosotros,
de cómo nos huele de bien
la trayectoria hacia la nada.






22. FÉ:



Te divertirás y tampoco,
con tus manejos
y me pregunto si
cuando tienes razón es tan sencillo,
así sin contrastar la
paranoia con la magia.



Lo que no es no parece,
el imán tiene dos caras,
una se ríe de todo,
otra no entiende los chistes,
si nadie quiere volver ahí
no hay patria, no hay problema
y no hay nada que reprochar
porque el vacío negro
no puede verse.


Qué haces y a quién llamas,
por qué me manejas,
reconozco tus hilos,
que son invisibles al resto.


Esas escenas tan obvias
no pasan inadvertidas,
pero dime si debo protegerte
de mi operario, o decirle
que mate al monumento,
dime si en tu clarividencia
puedes ver tu propio fin.


Te divertirás y tampoco,
con nosotros, con mis
manos pienso darte
el fin que te mereces,
hasta que te perdone el sanador
y te abandone sin derecho a tortura.


Yo te digo, Dios, que tampoco
le tendrás nada nuevo
que enseñar a mi maestro.












Código qr de TE DIVERTIRÁS Y TAMPOCO
Música de 4h.






https://www.youtube.com/watch?v=cjVZqi6zhAk







23. ABUSO:



Ese dios malhechor
indigno de cultivo,
ajeno al monumento,
ignorante del culto,
nos mira y nos mantiene
ciegos, presos, amargamente solos.




Ese que se apoya en sirvientes,
que promete cielos ardiendo
no olvida nuestra fuerza
y su mano es de hierro.


Dios de la traición, no de la guerra,
Dios del silencio y del chantaje,
su trabajo es enorme,
no puede hacerlo solo y
se vale de nosotros,
del tiempo, de las calidades,
para marearnos, para
moldearnos a su imagen y distorsión.


Entrega entonces a tus secuaces
y olvidaremos la vida que nos ofende,
abriremos las perras puertas,
urraca tierra tu paraíso de mierda
se deshace y
hacía falta nada más.





Subway to heaven.














Código qr de ANTIASAMBLEARIA Y COBARDE

Música de 4h.






https://www.youtube.com/watch?v=KVwgFi86wvg










24. COMANDO:




Adusta y excarbaron
en nuestro encuentro
un foso alrededor.


Adusta la mirada
y nos regalaron un muerto.


Asustado sin duda,
devastado a mi estilo
y yo disimulando tu
eterna borrachera de poder,
mareada por las olas
que acariciaban la playa.


Acércate a mi una vez más
y deja que se enfríe su atención,
hay un plano horizontal
donde marca nuestro tesoro
el hueco por el que caigo en picado.


Se acaba la mano en dedos,
adusta, pero nos regalaron
un bosque sin sendas,
afilada, pero teníamos
entre manos
al vacío negro.


Trabajaban los adornos
con sus mejores galas,
para nosotros, para aterrarnos,
y no lo conseguían,
pero si lo consiguieron.



Adusta, pero consciente.
Tranquila alerta mirada
de hueco en sombra rellena de luz,
la imagen desaparece pero permaneces,
hermano, el marco de una puerta
que volé en pedazos para protegerte.

Aterrizaje forzoso de operario que se ría,
mantén la esperanza, tu costa es la mía.



Solo los logros hablan por nosotros,
la gente dice el resto, te nombro y
se me escapa la mirada adusta
pero nos gustaría saber si estabas.


De todo lo que es real hay una huella,
eres un taller en mi cerebro,
con todas las herramientas adecuadas,


  Sin sendas.  



de todo lo que no vale hay
una sombra que combate,
que a pleno sol caliente
se minimiza.
      


                                             Adusta, pero sospecho
que no es tan sencillo,
que la batalla es de
dos contra Dios.









Código qr de SE ACABA LA MANO EN DEDOS.

Música de 4h.










https://www.youtube.com/watch?v=ggH3AzeQKLA&t=6s










25. BATALLA:


Se tiñe la desesperanza

de victoria.

Eso molesta al enemigo,
que nos invade con la lucha.


Su victoria es
nuestra desesperanza,
la victoria de Dios es
que vivamos desesperanzados.

Ahí es cuando gana.


Perder una batalla
significa la oportunidad
de volverla a pelear,
la oportunidad de vencer
cada vez más fríamente.

Ya no te despeina la
sorpresa y muere tu
curiosidad, dice el
iluminador. Quizás has
llegado al final del
ningún camino.

Ahora ya puedes voltear
tu cabeza, porque tu rizo
es exacto, mirarte desde
otra perspectiva y
percibirte en toda dimensión.

Ahora que tu flequillo
no estorba la visión
y has dejado de mirar
sientes en tu columna
vertebral toda tu forma.

Yo te negaré tantas veces
sea necesario,
ahora que comprendo,
te comprendo
todopoderoso.

En toda lucha hay
una posibilidad de fracaso.
Darte por perdido
es mi rendición y
tu victoria.

No hay resquicio
en la pérdida,
se pierde todo
en absoluto...

Luchemos.

Quiero barajar la
posibilidad de que
no seas rival suficiente

y destrozar mi alma
con el desengaño amargo
del tiempo perdido

(en miedos absurdos)

Nunca hubo rival.
Nunca lo hubo.

La carne de mi hueso
se desprende
en el ejercicio
de volar.

Para no experimentar
la derrota de sentir
en mi tu muerte,
tu muerte es la mía,
habré de pelear
inmutable como la roca,
la que sostiene,
la madre de las
lápidas, en la que
serás solo otra frase.

Feroz grieta.

Lo no nacido
ha muerto ya.

Aúlla la desesperanza
mientras se diluye
estúpidamente.

Luchar es un favor
que te hago, en la
batalla darte nombre,

pero tiene la
ceniza una belleza
insólita y cálida.

Añoro yo
tu mortalidad.

Se tiñe la desesperanza
de victoria cuando,
en verdad, las batallas
son eternas.



Supervivencia.









Epílogo de la editora.



1. Dios como la gran metáfora heteropatriarcal del mal jefe.
2. La necesaria fase de odio.
3. Coexisten varias razas humanas.
4. La confesión.
5. Estrategias de lucha y resistencia.


         1. Dios como la gran metáfora heteropatriarcal-matriarcal del mal jefe.

En un estado heteropatriarcal-matriarcal los sentimientos que profesamos al estado y al aparato político e ideológico que nos gobierna y que debería proporcionarnos un entorno social adecuado en el que sobrevivir dignamente, al padre que debería ampararnos, protegernos y darnos ejemplo, al marido que debería amarnos, respetarnos y servirnos de escudo, al jefe que debería proporcionar un entorno laboral estable y que nos permita mantenernos económicamente y desarrollar nuestros talentos, al maestro que debe tener conocimiento, etc. Esos sentimientos tienen a Dios como la gran metáfora que resume todas estas aspiraciones y anhelos.

Desde otra óptica menos ganadera, no somos ovejas, no necesitamos pastores. 

El estado: las configuraciones políticas responden a las necesidades sociales, la pirámide de poder y reparto de bienes comunes comienza donde empieza la comunidad, en la familia, de lo que sobre al barrio, de lo que sobre al municipio, de lo que sobre a la comarca, de lo que sobre al conjunto de comarcas (región), de lo que sobre al conjunto geográfico de regiones, de lo que sobre al conjunto geográfico de ecceteras. Las legislaciones según corresponda, también geográficamente a la cámara correspondiente. Por poner un ejemplo, las leyes medioambientales tienen un impacto global, será la cámara más global la encargada de redactarlas.

El padre-la madre: por lo bueno que tenemos nos querría cualquiera, solo los progenitores son capaces de querernos y apoyarnos en nuestras peores tesituras, es un derecho de crianza tener acceso directo e ser la principal influencia en la educación de nuestra descendencia, los errores de crianza tienen en el amor físico un colchón emocional y son por ello soportables, la familia genética es una fuente de errores que solo la descendencia directa puede subsanar y es un bien social que esto suceda.

La pareja: el enamoramiento surge de la compatibilidad genética que permite una posible, aunque no obligatoria, descendencia sana, el amor sostiene la crianza de los cachorros, la expresión sexual del cuerpo es necesaria para su armonización. Se debe respetar la libre elección de compañía sexual, la coacción de cualquier tipo elimina la armonización del cuerpo y es fuente de desajustes. Sobre estas realidades físicas y siempre respetando la ley del amor y del libre albedrío establézcanse las estructuras amatorias que resulten necesarias, sin restricción ideológica, matrimonio incluído.

El jefe: todo trabajador debe tener responsabilidad sobre su desempeño hasta el máximo de sus capacidades, es en el momento en que se presente una manifiesta incapacidad cuando se recurra a la cooperación de otro trabajador. Las diferencias en el salario están injustificadas, son indefendibles.

El maestro: el aprendizaje está basado en la confianza del alumno, la disciplina debe nacer del interés del alumno por aprender una materia, el maestro, la maestra, son esas mentalidades a las que, por contar con nuestro respeto, atendemos y obedecemos y su función principal es inculcar en nosotros el amor al conocimiento y facilitarnos los medios de aprendizaje. El alumno pertenece a una fase temporal posterior y aporta novedades en la evolución de la materia que no deben ser desestimadas, pues son fundamentales para la misma y para ser incluidas en el proceso pedagógico en el caso de que el alumnado sea plural. Ejemplos de figuras pedagógicas serían una maestra de ajedrez, un abuelo que canta canciones tradicionales, los animales que nos muestran las plantas comestibles y curativas cuando observamos su comportamiento, los niños a los que enseñamos una habilidad y que descubren nuevos trucos, la persona que cocina con mayor habilidad y que solicita nuestra ayuda, etc.  

En las sociedades heteropatriarcales monoteistas la figura de Dios cuenta con los atributos de un jefe responsable y masculino. El jefe manda y no eres tú, tú obedeces, agradece tu beneficio, porque es un jefe sabio, no comprendes sus decisiones porque estás limitado por tu egoísmo y tu inferioridad evidente, agradece perder responsabilidad sobre tu vida, ahorrarte la toma de decisiones, a veces crueles. Arrástrate calle arriba por Dios si te lo pide, porque el es un Dios todopoderoso y sabio y al final del duro arrastrarse descubrirás que el bien te espera, para ti y para todos. 

En las sociedades heteropatriarcales monoteistas, como la vieja y bella Europa del siglo 21, la insatisfacción es un pasaporte a la inmortalidad, puesto que tu sufrimiento en la tierra es la prueba de que estás actuando correctamente, que es lo que te pide Dios, luego eres obediente, luego irás al cielo, serás premiado.

Al mezclar conceptos como Dios y jefe se llega rápidamente a identificarlos más allá de lo razonable. Un jefe no es bueno a priori, la obediencia no es un valor en la especie humana, sí en la naturaleza salvaje. Los humanos son de talante cooperativo y muy distintos entre sí, con lo que la cooperación es la base del éxito. En la naturaleza existen sistemas de castas en determinadas especies que sí se comportan con los parámetros heteropatriarcales monoteistas con gran éxito, como las hormigas, pero es que las castas han de ser, para esto sea razonable y eficaz, grupos homogéneos. Los individuos de una casta no deben de diferenciarse entre sí, es entonces cuando el sistema de castas sí funcionará. 

Claramente la humanidad puede beneficiarse de las bondades de un sistema de castas en aquellas actividades que así lo requieran, como por ejemplo, salvamento marítimo. En caso de vida o muerte la obediencia ciega a las normas y al equipo, representado por la voz de mando es la única vía de éxito, dado que se perderán menos vidas actuando de esta manera. Si el individualismo aparece se pone en riesgo la vida de los compañeros. 

Otro ejemplo serían las operaciones militares de cualquier tipo, excepto, por supuesto, los ataques a personas, puesto que eliminar personas en combate es propio de descerebrados, ya en la naturaleza se considera perverso matar sin ánimo de alimentarse, comportamiento propio de animales domésticos recién asalvajados que no saben aún gestionar su libertad. 

La especie humana es tan diversa en sus individualismos que reducirla a un sistema de castas es, no solo absurdo, sino manifiestamente sospechoso. Primar la jerarquía en vez de proteger el individualismo hace prever intereses de éxito rápido, no comunitario, insolidaridad, bajo calado. La manipulación de los individuos hacia la glorificación de la obediencia y el sufrimiento es la única manera de conseguir que un espíritu libre se acomode a un esquema tan estrecho, siempre la disciplina más cruel está presente en este tipo de manipulaciones. Por sus hechos los conocerás, famosa y ciertísima frase. 

La sociedad heteropatriarcal monoteista ha sido testigo del latrocinio demasiadas veces como para no identificar la jefatura de castas como el vehículo de la sinvergonzonería y la estafa social. Buenas intenciones individuales al servicio de un sistema de castas no lo corrigen. Si el sistema está basado en el robo, en vez de en la producción cooperativa será evidente y habrá que corregirlo. Poco se puede conseguir castigando individualidades, que no han conocido otra manera de comportarse y han sido educados en la noción de la naturaleza humana se inclina hacia la perversión, cosa que no es cierta. La naturaleza humana es creativa y valora la belleza como patrón de máxima calidad.

Si se tienta hacia el robo es por conseguir artículos bellos, si se tienta hacia la lujuria es en la búsqueda de la ternura y la belleza del contacto tierno, si se tienta hacia la criminalidad es en la búsqueda de la belleza del gesto arrojado y valiente. Haber limitado las fuentes de belleza obligando a los seres humanos

                                          a carecer de cosas bonitas (para reducirte a una casta deben reducirte a los objetos permitidos de tu casta, donde se vio una criada con nombre ampuloso, donde se vio un vestido bonito un lunes por la tarde)

                                          a carecer del contacto tierno y cercano que crea la visión más bella posible, la creada por la serotonina-dopamina-oxitocina (los individuos bellos y/o interesantes tienen el derecho a subir en el escalafón, la libertad sexual es decir, el derecho a cambiar de amante, conllevaría el fin del secuestro de estos individuos bellos, que podrían decidir bajar en el escalafón, también las familias son boicoteadas reduciendo la lactancia materna, primando la disciplina, en vez de la educación por el ejemplo, separando a la infancia y a su influencia tranquilizadora del mundo de los adultos, la masculinización de los espacios públicos para prevenir los cambios de pareja, con la consiguiente desfeminización de los valores éticos, los matrimonios de conveniencia, la prostitución que identifica el cambio de pareja y el placer con la esclavitud sexual poniéndolos en la misma frase, el alejamiento de la fauna y flora, el alejamiento del paisaje y del contacto con la naturaleza)

                                          a carecer del dominio del cuerpo por poner a los seres humanos a caminar en fila por las aceras, a dar vueltas a la noria como si fuesen animales de carga, a no expresar con libertad las necesidades físicas, puesto que la naturalidad en los gestos eleva el individualismo, a estar quietos, dice la canción de Barricada "nadie busca la paliza por salir corriendo" puesto que salir corriendo ya es sinónimo de paliza, cuando correr es una de las capacidades básicas del cuerpo humano, para llegar a dominar tu cuerpo, tu voz, tus capacidades has de justificarlas con un sistema económico que lo avale, o con un objetivo de sanación, el juego está penalizado por ser fuente de satisfacción corporal,

haber limitado las fuentes de belleza obligando a los seres humanos a rechazarlas para ser obediente con Dios dice poco de la naturaleza de este ente y de lo que le interesamos.

La satisfacción es fuente de pecado contra Dios y es un paso atrás en la consecución del cielo, y ya se sabe que el infierno es eterno y el purgatorio un rollazo. Y sin embargo vale la pena analizar la cuestión del purgatorio.

Al cielo irán muy pocos, ya lo dicen los textos. Nadie medianamente versado en teología aspira al cielo, y el infierno parece también difícil de conseguir, hay que ser muy persistente en la maldad, pero aparece entonces el purgatorio como medioambiente casi eterno, deseable, puesto que mejor que el infierno ya es.

Es curioso el dato de que el cristianismo contemplaba la reencarnación hasta una de las veces que reescribieron la Biblia. Seguramente el papa Gregorio no se qué, que era muy dado a reescribir... Según los textos antiguos era el arcángel San Gabriel el que rescataba del purgatorio al ánima y la devolvía a la tierra para darle la siguiente oportunidad de evolución, la vida era en su propósito el evolucionar.

Personalmente creo que nos inocularon en plan siembra y que nuestras almas son eternas pero han de cambiar de cuerpo, por lo cual permanecen en una dimensión hasta que esto sucede. Se evoluciona como solución inevitable puesto que la información de las vidas anteriores permanece en el alma y algo muy parecido al efecto dostoyevskiano de su Crimen y Castigo consigue que lo que hemos experimentado en una vida anterior tienda a corregirse en la siguiente vida, como sucede en el movimiento de un balancín.

Amenazan los textos con que llegará el juicio final y querrán trasladarnos, pero no a todos, claro, se desharán de los dañados, se desharán de las medianías, se quedarán con los mejores, no deben de ser grandes las naves. El arrebato de almas. Como distinguir a los mejores, pues de un vistazo, por su aspecto, los que necesiten, los más adecuados para sus necesidades. En términos espirituales el aspecto de un alma se llama aura, tendrán un criterio de colores para elegir, puede que les interesen los verdosos que son buenos jardineros, puede que les interesen los amarillentos que son los más alegres y despreocupados, puede que les interesen los azules, los más influenciables, los que seguro que no les interesan son los agobiados grises, los cazurros marrones, ni los vengativos negruzcos, los índigos no hacen caso, los rojos son de poco escuchar, los violetas no son trabajadores, los oro son vulnerables y los rosa, ay, los rosa, muestran devoción y son de cambiar de casa, candidatos probables, pero yo que ellos me quedaba con los azules.

El resto aquí se queda, abandonados, en el mejor de los casos, exterminados en el peor. Sin embargo, estos arrebatadores no están solos en el universo, tienen competencia proteccionista, como tienen competidores en la explotación, de ahí las diferentes religiones y se avisa que hay una oportunidad de que este arrebato de la compañías explotadoras no suceda, pues los proteccionistas son, al parecer, más poderosos y organizados, como sería de esperar. Obedece y te recogeremos, no obedezcas y ahí te quedas. Funcionan los dioses como los míticos imperialistas colonialistas y ahí su punto débil. Si nos hicieron a su imagen y semejanza ya sabemos de que pie cojean y la única salida que nos queda es combatir el imperialismo con la estrategia de Euskadi, al invasor no se le necesita y el invasor pierde, así, influencia e interés en mantener la colonia.





                     2. La necesaria fase de odio.
.

Dice el pensamiento anarquista NI DIOS, NI AMO. 

Cualquier sociedad es mejorable, puesto que el espíritu humano avanza, así como sus necesidades. El hecho de que Dios sea una noción de perfección y no pueda avanzar, ni mejorar, no solo plantea problemas a la hora de revisar sus textos, que se han quedado atrás socialmente hasta extremos cómicos, como lo de no desearás a la mujer del vecino, ni sus tierras, ni sus animales, ni sus pertenencias, ni sus esclavos. Frase esta que niega a las mujeres el estatus de vecina y la equipara en derechos con el ganado, que omite el hecho de que alguien pueda ser homosexual, que niega el nomadismo como opción y que asume que el espíritu humano solo puede desarrollarse correctamente en un marco de explotación del medioambiente, de los animales y de otros seres humanos más desfavorecidos. Frase que deja fuera de la frase a feministas, homosexuales, animalistas y vegetarianos, nómadas y a cualquiera que piense que nadie es más que nadie. Se van a quedar sin gente, si no revisan los textos. Todo es revisable, periódicamente, y esto les pasa por mezclar la mística irrevisable (LA LEY DEL AMOR, LA PROTECCIÓN DEL LIBRE ALBEDRÍO), con la constitución política de un estado opresor tipo y ya se sabe que hasta la opresión evoluciona.

En un sistema anarquista somos nosotros los responsables directos de lo adecuado del entorno, debemos ser críticos con él y cambiar lo inadecuado con determinación y sin anhelos, ni deseos. El individuo anarquista desea para descubrir que posibilidades se abren a su paso y selecciona las más viables. Considera la sociedad como el conjunto social más cercano, así que selecciona los individuos con los que relacionarse y da el máximo de su esfuerzo para que la prosperidad nunca se enfrente con el desequilibrio, piensa de manera optimista pero proporcionada y no considera que su bienestar sea independiente del bienestar ajeno o colectivo.

Sin carecer de ego un pensamiento anarquista entiende el avance como un logro de equipo y un equipo como una herramienta para conseguir sus logros. De nada vale tener entre quienes no tienen y fomentar desigualdades porque acabarían por desposeernos de lo conseguido.

La autogestión de los recursos, tanto materiales como espirituales, celebra la realidad, la reconoce y la respeta. El avance y el progreso, siempre necesarios, exigen actitud y audacia, pero los logros de los que somos directamente responsables deben servir a la cooperación y al grupo, para que sean estables en el tiempo. Es, al mismo tiempo, individualista y socialista. Exige la huida de centralismos y jerarquías que mermen la capacidad del individuo en acción e imaginación.

El aparato político e ideológico solamente puede ser marco de nuestras aspiraciones individuales, nunca podría suministrar por completo los recursos necesarios y es una estructura que solo podría mejorar según nuestras aspiraciones si la mejoramos personalmente. El hecho de delegar estas actuaciones de avance también mermará nuestra satisfacción con el sistema y habrá que aceptar esto responsabilizándonos por nuestra inacción.

La figura del padre como castigador, fuente eterna de rechazo, poco compasivo, exigente, es una losa que impide asumir la ternura en el género masculino. Es una maniobra evidente para convertir a los hombres en carne de cañón prescindible, gente molesta que tendría derecho a participar activamente en la educación de los hijos, cosa que no se les debe permitir. Es un recurso del matriarcado (el reverso de la fuerza heteropatriarcal) para explotar al hombre como mano de obra y darle el papel de poli malo, siempre tan denostado. En el heteropatriarcado los hombres hacen el trabajo sucio a todos los niveles, laboral, social y familiarmente. Hay que asumir que un padre comprensivo amenaza el poder de las hembras que disfrazándose de protectoras y necesarias garantizan su jefatura familiar. 

La familia heteropatriarcal-matriarcal subyacente presenta tantos errores de crianza, tantos problemas añadidos que juzgar las acciones de nuestros progenitores con un mínimo de objetividad es casi imposible. Educan a sus hijos lo mejor que saben y pueden, sin poder desprenderse de los terribles y manipuladores roles que les dificultan la tarea. Más bien deberíamos concentrarnos en no repetir estos errores, a través de su identificación y, sobretodo, exponiendo vulnerabilidad y demostrando un espíritu autocrítico. Aprender es el camino que nos toca hasta el final de nuestras vidas y a ser padres y madres también se aprende.

El marido que debe amar y acompañar se ha convertido en el mundo heteropatriarcal-matriarcal en una especie de criado de librea, no tiene la función sexual sino de suministro de bienes y se le da la libertad social de ejercer su sexualidad fuera del matrimonio mientras no se deshaga el mismo. Las sociedades avanzadas sexualmente, son sociedades avanzadas en todos los ámbitos, y esto incluye a tribus que desconocen la tecnología. Se mide la calidad y el avance de una sociedad por la sana expresión de la sexualidad y su no supeditación a necesidades económicas, como no disgregar el patrimonio económico, por ejemplo. Una actividad sexual que se produzca bajo coacción es, en realidad, abuso sexual, haya gritos o no.

Es un derecho del alma humana comunicarse con su cuerpo y armonizarlo a través del placer y el sexo es una herramienta de intercomunicación. Ya la palabra sexo proviene etimológicamente de seis , cuerpo, mente y alma, multiplicados por dos, hay que ver en en los ojos amor, en los cuerpos deseo y en la mente disposición y libertad para poderse denominar sexo, el sexo es necesario. En las sociedades heteropatriarcales el placer se denosta por hacer peligrar las estructuras económicas, base del sistema. El placer que incluya el abuso y la falta de libertad es una desviación sexual a corregir.

Nada se le puede exigir a un compañero que es tratado como a un esclavo al servicio de nuestra satisfacción. A los esclavos no se les puede exigir lealtad.

Donde el anarquismo ha sido desarrollado más intuitivamente ha sido en el sector agrario, sin embargo hay múltiples ejemplos de empresas cooperativistas en otros sectores que han funcionado y funcionarán siendo económicamente viables. Los trabajadores implicados en la buena marcha de su empresa aseguran con su actitud esta buena marcha. Cualquier otra postura será egoísta, interesada y sin derecho a queja.

Que el ser humano sea de naturaleza despreciable es la base de la necesidad de un Dios para corregir las irregularidades impuestas, si existe Dios se entiende su interés.

El apego pasa por una fase de odio activa y adictiva al objeto de nuestro afecto desmesurado e interesado, al objeto de nuestra confianza basada en suposiciones erróneas, de nuestras carencias emocionales a la hora de valorar una situación. Superada esta fase de odio y separación se alivia el terreno de obstáculos para la aparición del amor generoso y activo que prima el hecho de ofrecer para recibir posteriormente como consecuencia lógica. Está en nosotros cesar de exigir y responsabilizarnos actuando de manera responsable y cooperativa. El odio perpetúa en el tiempo nuestra unión al objeto odiado, ya que la evolución natural sería el aprendizaje hacia el encuentro de otro paradigma. El apego y el odio comparten el objetivo de aferrarse a lo que no es adecuado.

Respetar el libre albedrío ajeno, respetar las necesidades básicas de alimentación a demanda, respetar la infancia como fuente de nuevas soluciones, ser reacios al dogma, provenga este incluso de la fuente más fiable, asumir el error como parte imprescindible de una trayectoria, ser alegres y optimistas para ignorar y esquivar la malicia circundante, desarrollar completamente nuestras capacidades natas, estar alerta ante la injusticia y no colaborar con nuestra inacción, maximizar nuestros esfuerzos en lo que nos rodea sin perder de vista lo lejano, descentralizarnos, dejar de identificar el respeto y la disciplina con el malestar del cuerpo y el alma, todas estas son cuestiones que nos acercarán a nosotros mismos y nos alejarán de cualquier manipulación, puesto que la manipulación siempre se nutre de nuestras debilidades y nos chantajea ofreciéndose como solución al crecimiento de nuestro malestar, nunca lo soluciona, siempre se hace imprescindible cuando es absurdo que nuestro bien no provenga de nuestra propia naturaleza, y es la desconexión de esta y el abandono de nuestros propósitos lo que provoca la pérdida de fuerza.

Nuestra desesperanza es su victoria, es su puerta abierta, es por eso que cuando amamos con alegría y nos hacemos fuertes interiormente nuestros escudos impiden la pérdida de energía, esa de la que se alimenta lo que no aporta. Dice la frase "Lo que no mata, engorda", cierto, al revés será entonces "Lo que no aporta, quita".

Identifiquemos lo válido de la creencia religiosa que han utilizado como cebo, no permitamos que nos roben al irse llevándose consigo conceptos que nunca fueron suyos.

Nadie que salga de una manipulación debe confíar en sus juicios sin antes no haber reflexionado y asumido la parte propia de colaboración.

Como siempre la sonrisa sincera es la garantía que buscamos, la sonrisa que conforta, el amor es siempre alegría, la tristeza no es más que frustración. Odín no es de frustrarse, precisamente, Buda es sonriente y tranquilo, ira y valor no son sinónimos, la venganza esconde la pereza ante el esfuerzo de cambiar de camino, ignorar es solamente un retraso, y, sobretodo, cualquier paso atrás exigirá un doble paso adelante acelerado, muchos pasos atrás requerirán tanto avance se haya retrasado en el tiempo para llegar a la posición que debería tener, porque el alma humana evoluciona y progresa, a la vez que su sociedad, progresivamente, como un río que no puede embalsarse sin desastrosas consecuencias.




                          3. Coexisten varias razas humanas.


Los humanos no tienen las mismas necesidades y pueden ser agrupados por esta circunstancia. Hay quien es feliz obedeciendo, hay quien es feliz imaginando nuevas soluciones, hay quien es feliz al servicio de la armonía y quien no es consciente de dicha armonía, hay quien es de naturaleza espiritual y hay quien no. Todos somos todo, todo está en nosotros, pero en diferentes proporciones. No se puede pensar que un individuo materialista carece de espiritualidad, ni que un innovador no necesite de estructuras tradicionales protectoras.

Los sistemas políticos basados en la explotación egoísta del medioambiente, los animales y las personas tienden a buscar apoyo en gente poco espiritual. Los colaboracionistas, son más obedientes y probablemente más numerosos. No quiere decir esto que no necesiten de otros individuos para subsistir, por ejemplo, Tesla, el padre de la tecnología moderna, defendía la tesis de que el humano no necesitaría de la alimentación para subsistir, pudiendo obtener de la energía del sol los nutrientes necesarios. La sociedad que la tecnología de Tesla ha fundamentado es, sin embargo, lo más alejado de este pensamiento.

De nuevo nos encontramos con la colaboración entre las diversas mentalidades como vehículo de la consecución de objetivos. Los individuos productivos y obedientes no subsistirían en un mundo sin individuos no productivos y desorganizados. Cualquier sistema social válido debe respetar la subsistencia y el desarrollo de las diferentes razas. El que quiera trabajar, que trabaje, el que no quiera o no pueda no debe ser castigado con la desintegración social. Incluso los individuos más productivos pasan por fases inactivas. Incluso los individuos más desorganizados pasan por fases productivas.

Este castigo a la supervivencia de los individualismos es lo que ha llevado a la hipocresía como el único camino de subsistencia y es, de hecho, el camino de la resistencia, hasta que se encuentra la bifurcación hay que mantener la velocidad, pero una vez estas bifurcaciones aparecen hay que tener el arrojo y la disciplina en el arrojo para defender la naturaleza propia en aras de la evolución comunitaria y que paradójico esto. Expongamos nuestras necesidades con asertividad, paciencia y astucia mientras el camino se nos muestre recto y sin opciones, cuando aparezca el desvío expongamos nuestras necesidades con asertividad, inocencia y valor.

Asertividad es afirmar con firmeza, pero sin aspavientos, sin perder la calma, sin emocionarse, expresando lo que nosotros necesitamos, pensamos o deseamos sin subterfugios, ni rodeos.

Han de llegar avances en la genética y en la neurociencia que demuestren la homogeneidad de los diferentes sectores sociales, para que el respeto se fundamente en la protección de la diversidad. Probablemente este avance intente retrasarse por contrariar la uniformidad a la que nos están condenando o porque no esté el individuo preparado para asumir públicamente sus conflictos internos, esto último me parece a mi lo más probable.

Los cambios en la vibración del planeta, por el ciclo cósmico que se abrió en 2012, afectarán a la genética y las opiniones son bastante optimistas al respecto, hablando de una apertura mental que, de ser así, podrá comprobarse en el mapa genético, dando uso entonces a toda esa ciencia que hasta ahora ha dado la espalda a las cuestiones sociales, por ser sus conclusiones inaceptables en los sistemas alienantes en los que hemos tenido que sobrevivir. Observaremos la guerra con repulsión, entenderemos porque el prójimo sufre, buscaremos la naturaleza, bailaremos en la calle, oleremos, los chistes no serán tan malos, los tercios a un euro, quien sabe...





                                           4. La confesión.



Desde la perspectiva atea y humanista, el hecho de nombrar a la creencia
en el hecho religioso con la palabra confesión dice mucho de los sentimientos
ocultos y la coacción en las comunidades religiosas.

Dichas comunidades agrupaban a la población de tal manera que
los poderes fácticos pronto decidieron manejarlas.
Los líderes espirituales, que en otras culturas son eremitas y viven aislados
de su comunidad, en la cultura judeo cristiana son personajes influyentes
de cara bien visible. Es el deseo de encajar, de sobrevivir en sociedad lo que elimina
el espíritu crítico.

¿Está reñido el individualismo con el sentido comunitario?¿Es la propia identidad un factor en
contra de una sociedad bien coordinada? ¿A quién favorecen estos conceptos, a todas luces
erróneos? La avaricia suele hablar en nombre del bien común.

Bajo cualquier aspecto la identidad propia aporta a la comunidad la multiplicidad de soluciones
entre las que elegir la más adecuada. Es fácil parecerse, lo difícil es permanecer fiel a uno
mismo sin ser tachado de nihilista y solitario, como si la barbarie no hubiese surgido siempre
de los errores propios de la colectividad en su dimensión más negativa.

Es la masa no pensante la que presencia y valida las ejecuciones públicas, la que bombardea
hospitales y apedrea, la que margina a los individuos hasta convertirlos en desesperados
peligrosos, la que repite pero no inventa. También es la masa no pensante la que protege y
defiende, la que construye, la que conserva los recursos necesarios, la que provee y la que
disfruta.

Quien te aleja de ti mismo te quiere vulnerable, esa tristeza primigenia de la propia traición, de
rendirte ante poderes superiores que nos obligan a infravalorarnos y nos silencian es el desánimo que
necesitan en nosotros, la pérdida de autoestima y energía que nos debilita y fundamenta su poder.
El espíritu crítico y la solidaridad humana están unidos como forman parte del mismo cuerpo la
mano derecha y la mano izquierda. El espíritu autocrítico limita nuestro egoísmo más inconsciente y
la solidaridad el poder de las instituciones.


No distingamos a Dios de su palabra, puesto que Dios es el verbo. Son sus textos de una gran crueldad,
amenazadores y parciales en sus juicios. La espiritualidad no exige dioses. La espiritualidad es esa
manera de conducirse que tiene por objetivo el crecimiento del espíritu, no está reñida con el materialismo,
puede y debe convivir y, de hecho siempre lo hace. En un pensamiento equilibrado una tendencia
no significa la destrucción de las tendencias competidoras, de ese modo pueden convivir
varias tendencias según sea la necesidad. La unicidad solo es problema cuando silencia la diversidad.


Que Dios sea omnipresente y omnisciente responde a la necesidad de vigilancia
por parte de los opresores sociales de tal manera que la sospecha de la
creación de una deidad a la imagen y semejanza del tirano es más que obligatoria.

La inferioridad inocula en el ser humano el sentimiento de indefensión que los opresores utilizan para someter a los oprimidos, la indefensión no es un valor añadido en ningún sistema humano que valore el espíritu humano y sus capacidades. La conciencia de estar supeditados a normas que han sido dispuestas por entidades superiores nos coloca automáticamente en una posición de inferioridad, dado que no tenemos manera ninguna de defendernos contra los designios de un supuesto ser superior. Se nos permitiría, por supuesto, tomar la decisión de desobedecer, con las consecuencias nefastas que ello comportaría. Si existe Dios no existe el hombre, o, mejor expresado, Si existe Dios somos nosotros.

Esta conciencia de inferioridad primigenia es el germen de una sociedad manipulable y asustadiza. Cuando los estamentos de poder se atribuyen el estar bendecidos por un Dios superior y ser sus reverenciantes y respetuosos siervos también por extensión crean en la mente del pueblo la ilusión de ser todopoderosos y de que la rebelión sería inútil y contraproducente. Con esto los desmanes están asegurados, al negar al ciudadano su espíritu crítico.


Los siervos de Dios no son ignorados por él si le ignoran, muy al contrario son castigados. Podría ser que un Dios solo reservase sus regalos a quien le reverenciase, pero no es esa la óptica. Dios es de un poder generalizado y vigilante, no permite a los seres vivir al margen de sus normas y designios, modelo que se copia en las estructuras políticas que rigen los territorios, donde los recaudadores de impuestos no permiten alternativas políticas que conllevasen a otras organizaciones recaudadoras de impuestos. 


La solución obvia a estas luchas políticas pasaría por mermar el poder de las susodichas estructuras y por la actitud vigilante de mirar con malos ojos cualquier acúmulo de poder no justificado, permitir la permeabilidad de las estructuras políticas, mirar con malos ojos todo lo que signifique coleccionar adeptos, revertir la supeditación a todo lo que se rija fuera de nuestro alcance. 


La multiplicidad religiosa abre en la mente la posibilidad de un cambio de confesión. Cuando un ser humano que ha sido criado en la creencia de ser un siervo descubre que puede elegir entre varios amos suele considerar seriamente la posibilidad de ser libre, por eso las sociedades multiculturales en las que conviven varios credos religiosos son las que cuentan con mayor número de ateos y de ciudadanos de espíritu crítico que exigen a sus estructuras políticas mecanismos de regulación transparentes y accesibles.


Resulta sospechoso que una entidad creadora y todopoderosa limite su actuación a lindes y fronteras e ignore en sus designios y normativas a todo el que permanezca alejado de dichos límites territoriales. Realidad que en la vida política es más que razonable, puesto que las leyes no se imponen más allá del alcance de los recaudadores de impuestos y de su ejército.


Un ciudadano religioso es un ciudadano vencido, que cree en la sumisión y en su indefensión y no velará por el respeto a sus sentimientos, sino que considerará la servidumbre como el único medio posible de sobrevivir.




Que Dios sea bueno y que sus designios sean sabios es la cuestión a resolver.
Qué sabe la hormiga del humano que la pisotea,
los hormigueros que se contemplan con delectación en el bosque
son exterminados en las viviendas por la misma persona.


La extraña mezcla de verdades intuitivas y confirmables con nociones a las que es imposible llegar de modo individual es otra de las circunstancias que hacen sospechar del buenismo de la idea de Dios. 


No de modo individual se llega a la conciencia de inferioridad, ni a la noción de haber sido creado por un dios vigilante que exige reverencia y oro en los altares. Pero si a estas afirmaciones las acompañamos de otras que si son obvias, como por ejemplo:


            el respeto a la infancia, 

el respeto al prójimo, 
la comodidad de dejar en manos ajenas la toma de decisiones,
la existencia de otras dimensiones, la necesidad de los muertos por comunicarse con los vivos, (quién no ha visto un fantasma, quién no conoce a alguien que diga haberse comunicado con una presencia),
la bondad de una alimentación moderada, las bondades del ayuno (Ramadán, cuaresma, higienismo, etc), el ayuno como factor de salud, lo perjudicial del exceso en general,
la necesidad de reducir y fijar el número de fiestas populares que impliquen excesos, la necesidad de un calendario, la necesidad biológica y social de regularizar el lujo y limitarlo a ocasiones especiales,
la necesidad humana de reunirse periódicamente con sus vecinos, por motivos no agresivos,
la visión del lujo como fuente de problemas,
la abstinencia sexual como factor de concentración (ascetismo, deportistas, cantantes),


cosas que un humano comprueba a lo largo de su vida sin dificultad. Convertimos lo que serían invenciones extrañas en otras de las afirmaciones que gente en la que confiamos dice y que suelen ser verdad. 


La no reverencia a un ente superior nos lleva a rechazar sus normativas, pero debemos distinguir entre las normativas exclusivas místicas de las normas de convivencia de cualquier grupo humanístico razonable, proteger la mística de la regulación social, a Dios lo que es de Dios, al cesar lo que es del cesar y al sentido común lo que es de sentido común. 


Se aprecia que el ente Dios también sea respetuoso con sus congéneres y no mate y robe y dañe para divertirse, es un alivio que entienda lo que es el hecho de vivir tranquilo y en equilibrada convivencia y, sin embargo, su palabra debería limitarse a cuestiones místicas y no se entiende la injerencia de sus delegados en asuntos mundanos. Las políticas sociales no deberían ser competencia de los embajadores de un Dios, pero

para que un ser humano crea, sepa porque confíe, es necesario impresionarlo grandemente. Un ejemplo sería como de rápida fue la implementación del cristianismo en la judea romana. Cuando sus evangelizadores vencieron a la muerte curando, resucitando, el mismo Jesucristo organizando hasta el detalle y permitiendo la traición para conseguir una ejecución pública con la posterior resurrección le demostraron al pueblo una superación sobre sus limitaciones que inmediatamente les otorgó credibilidad,

en la época actual cualquier profeta que venciese los límites de la física euclidiana de manera patente y repetida podría levantar en poco tiempo una religión de fieles que darían la vida por él, porque si en aquella Judea la gente sufría de una mortalidad elevada, en estos tiempos son las leyes de la física lo que nos preocupa y molesta,

otra manera de inducir a creer, saber por el mero hecho de confiar, es conseguir que la mayoría apoye la creencia de manera tan contundente y generalizada que el riesgo de no encajar y no sobrevivir en sociedad por ser marginado sea tan real que el individuo ni se plantee el hecho de disentir, por ejemplo, si no conoces otra opción o si los que defienden otra opción son marginados económicamente hasta ver peligrar su supervivencia,

otra manera es que en una mente inocente y sin nociones las personas en las que directamente confía (familia y amigos, gente a la que se admira en general) inoculen un concepto, por ejemplo, "quien bien te quiere te hará llorar", "obedece a un Dios creador, vigilante y castigador, el diablo está al acecho", "los animales se comen", "todas putas", preceptos contra los que disentir se convertirían en una muestra de desafecto, falta de respeto y rechazo hacia las personas que son objeto del amor y confianza del individuo,

la belleza al servicio del dogma, utilizando la confianza intuitiva en todo lo que proporcione satisfacción física (serotonina-oxitocina-dopamina) para validar un concepto, por ejemplo lo bonito de la expresión de una madre acunando a su bebé, el sabor de un refresco, los pelos de punta escuchando un himno nacional hermoso, un verso bien construido (los lemas, los títulos nobiliarios, las toponimias, los dogmas suelen ser sonoros y bellos, "viva el Celta", "no matarás", "salud y república", "anarquía y cerveza fría", etc.)

Cuando estos factores se juntan es cuando la creencia se impone en el sujeto y es verdaderamente difícil cuestionarse en una sociedad donde no hay cultura de autocrítica y respeto a la diversidad. Por ello es tan importante para el mantenimiento de una hegemonía religiosa la impartición de esta en las escuelas, los artistas a sueldo, copar las ceremonias sociales y defender preceptos sociales, muy alejados de la mística, pero que asegurarán el número de adeptos y todo lo que consiga que la mayoría comulgue.

Es famoso un experimento en el que al sujeto a estudiar se le introducía en una habitación con otras nueve personas que decían cierta incongruencia y como este repetía la incongruencia en un tanto por ciento de los casos tan alarmante que es uno de los memes más famosos, junto con la rata que prefería el ázucar a la cocaína, aunque le pusieran descargas eléctricas. El lavado de cerebro es tal que cuando me preguntaban que cómo era posible que yo fuese atea y yo les contestaba "porque no recibí educación religiosa" los testigos de Jehova se miraban satisfechos y decían "claro" y yo decía "claro", gente con la que a menudo charlaba de estos temas, dado que la gran población que se declara creyente carece de interés en la teología y reduce la religión en su vida a "parecer religioso sin implicarse más de lo que sea normal", lo cual es bastante esclarecedor.

Si, además, prometemos al creyente que tras la muerte se reencontrará con sus seres queridos fallecidos (aunque esto vaya a ser así de todos modos, sin que tenga nada que ver el que lo diga) o que un montón de cuerpos atractivos le van a servir vino y  felicitar por su valentía (huríes, valquirias, bomberos, etc.) tendremos a un fiel asegurado y a un guerrero de la religión que no mirará atrás, sobretodo si es alguien carcomido por el desamparo o tiene problemas de ego, o poco éxito social por el motivo que sea.


Sorprende en estas supuestas entidades superiores llamadas dioses y tan espirituales: 


su querencia por el oro, 

Por ser el oro un material de difícil extracción es tradicionalmente este un trabajo relacionado con la explotación más brutal del obrero, lo que lo convierte en posesión de las clases dirigentes más crueles. Que las culturas religiosas utilicen el oro puede responder al chantaje económico de los líderes religiosos por parte de los jefes de las estructuras de poder más violentas, pero se contradice con varios aspectos relacionados con la mística.
 Por un lado las culturas religiosas se ganan la confianza del pueblo regulando sus costumbres en la moderación, el amor al oro alejaría la confianza en la bondad de las instituciones místicas, 
por otro lado que los líderes religiosos cedan a este chantaje también los aleja de la mística pura. O el oro es utilizado en mecanismos místicos y hay que relacionarlo directamente con los entes superiores, o es el ánimo de lucro, poder y dominación lo que mueve a los líderes religiosos. Esto último podría ser verdad en algún caso, pero estadísticamente es un hecho generalizado y eso lo hace imposible. Es imposible la corrupción religiosa hasta ese nivel. O los dioses no existen y son una mera excusa para que siga entrando oro en las arcas, y el oro es causa, o los dioses existen, exigen oro y el oro es entonces consecuencia. 

No hay que olvidar 
que los metales y piedras preciosas tienen un valor incalculable en los procesos tecnológicos (el oro es un superconductor eléctrico sin pérdida de masa, antialérgico, el diamante es de una dureza extrema, el rubí provoca el rayo láser, etc.), 
que su búsqueda histórica no corresponde con la reciente aparición de dicha tecnología, aunque hay múltiples ejemplos diseminados por el planeta de objetos que habrían requerido en su fabricación de conocimientos mucho más sofisticados que los disponibles en la actualidad (siglo 21) cuando los restos humanos circundantes recogidos hablan de sociedades cazadoras con lanza de piedra atada a un palo con cuerda, 
que estos materiales fueron diseminados por todo la capa superficial del planeta por el impacto de un asteroide (los procedentes del Big Bang se localizan en las capas interiores), 
que las sociedades humanas valoran la posesión de estos materiales cuanto más religiosas sean (la India, caso extremo) y cuanto más atea es una sociedad, menor cantidad de oro por habitante,
que estos materiales están confinados en depósitos gubernamentales,  
que el ser humano aduce el brillor (??????) como razón de acumulación histórica a lo largo y ancho del planeta y el brillor (?????) como razón de guerras genocidas y daño extremadamente cruel al ecosistema (como pude comprobar en una desoladora encuesta que realicé en el pasado),
ni que las tonalidades doradas en el aura humana hablan de maestría y talento que el individuo es incapacidad de valorar, perfeccionismo, vulnerabilidad y entrega total a la divinidad, o sea, el ganado perfecto. Contrariamente a lo que se piensa las auras de los maestros espirituales tipo Jesucristo son de color amarillo, no dorado.



por la lucha, 

que el ser humano sea de naturaleza violenta no está tan claro y parece una manipulación de gente interesada por los pingües beneficios del genocidio. Los estamentos religiosos colaboran en el hecho de destruir a los pueblos en confrontaciones inútiles en el tiempo, ya que queda demostrado que las invasiones son flor de un día y los imperios avanzan y retroceden de nuevo, siendo sustituidos por nuevos imperios que avanzarán y volverán a retroceder. Si existen las deidades muestran un interés inusitado por la destrucción y la crueldad.

el alcance de su poder limitado territorialmente, 
desde la perspectiva atea y humanista la cuestión de que Dios es único
rápidamente se pone en duda, dada la multiplicidad de formas que históricamente cuenta
el hecho religioso.
Cuántas agencias gubernamentales desestabilizan gobiernos débiles para manipular desde dentro sus estructuras políticas y cómo se parecen en sus métodos a los mecanismos de cualquier divinidad.

su persistencia en el tiempo y su presencia generalizada a lo largo y ancho del planeta, 
circunstancias que más allá de confirmar la existencia de estas entidades sugieren la sospecha de que no solo existen, además son manifiestamente superiores y están bien organizadas, su presencia no es reciente y se hace necesario revisar los pocos datos históricos de los que disponemos. Datos que hábilmente han sido mermados, destruidos, desvirtuados o silenciados si son parte de tradiciones orales. Las grandes civilizaciones, capaces de dar testimonio, desaparecen misteriosamente o sus testimonios desaparecen misteriosamente. Los supervivientes de civilizaciones ancestrales son silenciados o invisibilizados. La India y China pueden ser de las pocas civilizaciones que cuentan con testimonios ancestrales bien conservados, como podrían haber sido el antiguo Egipto y Mesopotamia o las civilizaciones de America Latina si no hubiesen desaparecido estos en misteriosos incendios.
Otras civilizaciones ancestrales, no tan dadas al inventariado de datos históricos, como aborígenes australianos, tribus africanas animistas, poblaciones indias norteamericanas y similares son silenciados, reducidos a la extinción de su cultura, poco estudiados, con lo que se pierde cualquier dato relevante.

la dificultad de comunicación, 
solamente se puede acceder a la comunicación con estas entidades a través de canales de dificil acceso y comprensión y son pocas las personas que consiguen manejar estos canales. Por supuesto estas pocas personas o pertenecen a las estructuras políticas establecidas o sobreviven semiocultas en situación alegal. En el pasado si alguien era susceptible de comunicarse y no aceptaba integrarse en una de estas estructuras de poder se le exterminaba, lo que ha creado un desafecto evidente entre la población y estas personas, que ven que su cercanía produce merma social, desafecto que se ha extendido a los mecanismos de comunicación no validados por el sistema.

 Cualquier anormalidad espiritual no validada se considera locura o maldad según el caso. Cuando la sanación es consecuencia del manejo de estos canales se tolera, pero ni se estudia, ni se regula, ni se normaliza, en cambio, los canales habituales, muy al contrario, no solo se conservan de manera meramente nominal, además pierden eficacia, se silencian, se banalizan, con el único fin de limitar la comunicación. 


En resumen, las entidades superiores denominadas dioses utilizan en su comunicación con la especie humana a unos interlocutores que parecen más saboteadores que otra cosa, todo por el bien común, claro. La dificultad de comunicación respondería a la imposibilidad de comunicarse con algo inexistente o, sino, a la necesidad de ocultar las verdaderas intenciones. O los dioses no existen y por eso no se les escucha, o hablan en otro lenguaje de manera intencionada. La dificultad de conectarse espiritualmente entre seres humanos, siendo esta dificultad producida por la merma de canales puede responder a la necesidad de los estamentos por protegerse de nuevos órdenes que les sustituirían. En el caso de la posibilidad de que exista un ente cercano al concepto de dios en capacidades suprahumanas, el hecho de que este ente dificulte el entendimiento directo de su mensaje no da esperanzas sobre su buena voluntad.


Los sofistas establecieron el hecho de que siendo humanos poco podían hacer por entenderse con los dioses, sin embargo los dioses si tienen capacidades de sobra para entenderse con los humanos. Ni lo intentan, será porque no les interesa que se descubran sus intenciones, del mismo modo que los invasores españoles mermaron la comunicación con los indios a su llegada, fueron tratados de dioses y prefirieron no sincerarse, ni actuar con naturalidad, puesto que no eran dioses ni sus intenciones buenas. Mermar la comunicación siempre responde a una incapacidad o a un encubrimiento, o los dioses no existen y son por ello incapaces o no son de fiar y habrá que juzgar sus actos con cuidado, pero los medios avisan siempre de la bondad de los fines y del previsible desenlace.


su querencia por los mecanismos sensoriales


La iluminación, el ser humano es capaz de recibir información por vías no convencionales como sueños, visiones, intuiciones, etc. Esto es un hecho objetivo y comprobable en cualquier persona. La ciencia ignora este modo de intercambio de información y lo considera mística, con lo cual el hecho de que exista ya se considera divino. Por qué la ciencia da la espalda a hechos tan cotidianos y empíricos es el verdadero misterio. 


No es casualidad que los poetas vivan denostados en las sociedades donde la espiritualidad se boicotea, los mecanismos de comunicación no manipulables siempre han sido destruidos para mantener a la población en la ignorancia. Históricamente la poesía fue una herramienta nemotécnica para memorizar hechos relevantes y poder transmitirlos de manera oral (por eso el término versado significa erudición), con la aparición de los textos escritos los poetas quedaron relegados a su capacidad primaria, la de ser canal de inspiración de argumentos de ficción.

No se le dá a la inspiración valor de mecanismo de comunicación o científico de investigación, a pesar de los testimonios múltiples como la tabla periódica de los elementos, o la invención de la katana, famoso tipo de espada oriental, que responden a sendas iluminaciones, en este caso oníricas; la manzana de Newton, el famoso eureka! de Arquímedes, son también famosas iluminaciones. La ciencia le da la espalda y relega la inspiración al mundo del entretenimiento más banal y sin embargo la mística fundamenta en ella todas sus decisiones (!!!!!!!). 

Está menospreciada la iluminación para restringir su uso, claramente; sin embargo un presunto dios no tendría ningún problema en inspirar a sus fieles, que solamente algunos sean susceptibles de ser inspirados es extraño.


El olvido de los mecanismos espirituales es imposible, puesto que son parte de la idiosincrasia de ser humano, imposibles de evitar, imposibles de erradicar. Se pueden ningunear y vulnerar, manejar y prohibir, se pueden restringir hasta el punto de ser permitidos solamente en el marco de la reverencia a cierto ente superior en capacidades y, así, la población se arrojará a los pies de ese ser que les permite algo que les resulta necesario, cuando esta es la única manera de experimentarlo. 

Será dios, pero no es bondadoso, en el peor de los casos, en el mejor, los poderes fácticos son los que luchan en contra de la solidaridad humana dificultando el pleno desarrollo de las personas, porque el tal dios no existiría. 

Hoy prefiero ser pesimista, al fin de al cabo, los poderes fácticos son congéneres míos y siento por ellos una solidaridad de raza, los consideraremos entonces aliados y colaboracionistas de ese dios malhechor que asola estas tierras, y parece que hay más, en otras tierras, demasiado diferentes en sus mecanismos como para ser el mismo que actúa por aquí.


 El éxtasis, las sensaciones superan al razonamiento en la toma de decisiones, el éxtasis sensorial es de hecho la más fácil de las maneras de convencer a un ser humano. La ciencia y la naturaleza nos proporcionan miedo, placer, confianza, simplemente apoyándose en el efecto de sustancias. Cuán fácil será para un dios, que menosprecia la capacidad humana para razonar, utilizar tan sencillos mecanismos. La verdad última religiosa es el milagro, la aparición, la visión extática, simple de conseguir. El pensamiento que de existir un dios nos menosprecia hasta tal punto de que para convencernos recurra a mecanismos tan básicos como la dopamina es triste, cutre y desesperanzador. 


Por eso los espíritus críticos con el hecho religioso rápidamente eligen ser ateos, les parece imposible que un ser autodenominado superior recurra a métodos semejantes. No se les ocurre nunca que sí exista Dios, pero sea mezquino. 


La confortación del espíritu a través de la encomendación. Es realmente curioso como el hecho de encomendarse realmente funciona, aunque te encomiendes y le estés pidiendo fuerza de espíritu a cualquier absurdo objeto, cosa que he experimentado personalmente. Pídele a un cojín de la sala que te de fuerzas para abandonar un pensamiento execrable, tu alma se refuerza, tu espíritu se fortalece con el hecho de pedir, atrévete.





El postulado teórico de un Dios malvado, manipulador, egoísta e interesado
no es ajena al hecho religioso.

El concepto de un solo Dios responde a la mecánica unicista que premiará siempre el unicismo generalizado y castigará socialmente la multiplicidad de opciones. Se exigirá que además de reverenciar a un solo Dios, se ame a una sola persona, se conviva con una sola persona (y no tiene por que coincidir con el ser amado), se tenga una sola profesión, un lugar principal de residencia y, por último y fundamental, una sola afectividad patriótica, lo que generará contribuyentes adeptos y fieles que garanticen las estructuras del poder establecido. 


No interesa a estas estructuras que haya otras competidoras en la recaudación de impuestos. El apoyo a distintas estructuras sociales conllevaría un ejercicio de coordinación entre ellas que ha sido sustituido por el tráfico de influencias y la prevaricación, dejando siempre, por supuesto, huecos legales para aplacar a los auténticos contestatarios. 


La ley del divorcio, la doble nacionalidad, el nomadismo, las estructuras familiares no centralizadas, la gente que no va a la moda, todo ello se tolerará, pero con rechazo, en la mente del contribuyente unicista. Al unicismo se llega desde la idea del Dios único y bondadoso. En las sociedades donde los Dioses son varios se permite la idea de el Dios manipulador y egoísta al que hay que aplacar con tributos y rituales, la idea de un único Dios malvado conlleva la conclusión de la rebelión a Dios, por ello se construyen deidades únicas y todopoderosas que aunque nos enfrenten al dolor y la desilusión lo hagan con el fin último de procurar un bien social superior al que hay que aspirar para no enfrentarnos a quien puede destruirnos. Sofocando así cualquier controversia. Solo nos arrastraríamos por un Dios bondadoso y todopoderoso y como está claro que eso es lo que nos toca, arrastrarnos, será entonces por tal Dios.


Históricamente hay múltiples ejemplos de este tipo de deidad egoísta y malévola,
claros ejemplos son el Dios del antiguo testamento, los dioses de la Roma y Grecia clásicas,
los dioses eslavos, muchos dioses animistas y un largo etc. Dioses estos a los que había que
aplacar, distraer o atraer con sacrificios sangrientos, cosa no tan rara en sociedades donde corría
la sangre en torrentes por la calle, por la ciencia medica rudimentaria, las guerras continuadas,
la falta de envases plásticos en los alimentos o las compresas analógicas.

Si bien la democracia es un invento reciente, este hecho corre parejo a la creación del Dios benevolente en el que ciegamente hay que confiar. Otras sociedades eligieron otros parámetros, siempre la idea de Dios responde, curiosamente, a la calidad del líder que la sociedad busca. 

A quién quieren engañar, somos sus esclavos, estafados, silenciados, pero con derecho a confesión.

También se puede ser anarco-disteista. Ni Dios, ni amo, pero no porque no exista, sino porque pueda, con 
nuestra ayuda, dejar de existir, abandonando la atalaya bondadosa del ateismo, que ingenuamente niega su existencia y sobrevive en la inopia.




                  5. Estrategias de lucha y resistencia


Es bonito plantear el problema, pero más bonito buscar la solución. La estrategia de lucha y resistencia presenta varias cuestiones importantes a dilucidar:

    Enfrentarnos con las mismas armas resultará difícil, porque parece un ser manifiestamente superior en medios.

    Qué futuro le espera a un rebaño que acabe con el pastor, si está diseñado genéticamente para
no subsistir en el ecosistema. Básicamente comparemos un caniche y su imagen sofisticada con su parentela salvaje, véase lobos, coyotes, dingos, etc. Se observa la misma distancia que cuando comparamos a un contable con gorilas, bonobos u orangutanes. Habrá que asalvajarse, sin perder lo conseguido.

    Si habría que esperarse a algún tipo de apoyo por parte de los competidores del tal Dios y en que discretamente nos estén apoyando hasta el momento de una intervención
                                                                                                                       o confiar en una propia evolución que nos permita ser menos manejables
                                                                                o esperarse a que muera solo, por ejemplo de un infarto del sagrado corazón y estar preparados contra la posible invasión por parte de sus competidores o contra el desamparo que supone que un dios manipulador, que nos haya mantenido en la dependencia, desaparezca de repente.

    Por su naturaleza espiritual supondremos que es el espíritu su fuerza de choque, con lo que identificando sus necesidades tendremos el pie del que cojea. Parece que se hace fuerte en nuestra desesperanza, en nuestro pesimismo, en nuestra confianza dependiente y en nuestra capacidad de infravalorarnos.

Ponérselo difícil. Habrá que mantener una profilaxis de alegría, despreocupación, desconexión de la fatalidad, rechazo a las castas, elogio de la diversidad de opiniones, mirar con recelo todo lo que contenga masificación en su concepto, y en general todo en lo que la idea de Dios se crezca. Rituales con fuego, comida, cánticos, ocultismo ha de ser cuidadosamente revisado. Expresémonos con tranquilidad, huyamos de la adrenalina desaforada, neguémonos a esconder lo que nos interesa, cooperemos con lo diferente, abandonemos las armas y confiemos en que pase lo que pase mañana será otro día. De esa manera le será imposible introducir su venenoso aguijón. Tiene el poder que le damos.

La conciencia unicista de que si no somos iguales, perderemos, nos lleva a la autoderrota, porque aunque exista un Dios unicista, creador, todopoderoso y malvado, se puede vivir sin él, se puede vivir a su lado, incluso. Quién sabe...






Agradecimientos:

A Carlos Díaz y su artículo en la publicación Sistema 13 "Diecisiete tesis sobre anarquismo", por
rebatir el concepto de que el anarquismo sea pequeñoburgués, dado que no cree en las castas sociales,
cuando la pequeñoburguesía es, de hecho, una casta social.

A todos los católicos y agnósticos de mi entorno por demostrarme que no son el enemigo.

A cierta persona por enunciar conceptos clave sobre la espiritualidad, frutos del estudio,
reflexión y experiencia personal, como la ley del amor y la ley del libre albedrío.

A quién me haga sentir tanto amor que redunde este en el odio, a quien sea capaz de generar en mí
sentimientos tan intensos que me permitan calibrar y equilibrar mi alma, reconocer mis errores,
ser mejor, evolucionar.


María Alonso.



  Ciumes=control=violencia.
Por sus hechos los conocerás.

No hay comentarios: